New York Fashion Week 2017: conspiración de la moda que llega para quedarse

  • Conversemos

  •  

El Fashion Week de la gran manzana, uno de los más trascendentales del mundo de la moda, marca tendencia para los próximos meses. Las colecciones que muestran los diseñadores son parte de Primavera-Verano 2018. Es por eso que le mostramos lo más trend que llegó para quedarse e inundó esta semana de la moda.

-Rayas verticales

 Las rayas verticales aparte de ser un print bastante divertido, favorecen afinando la figura y creando una ilusión de altura. La mayoría de diseñadores las expusieron en prendas con formatos bastante masculinos.

-Flecos

Los flecos básicamente son tiritas de tela que se van moviendo con sus pasos, dan una sensación de fiesta a cualquier look y añaden mucho volumen.

 

-Satén

Este urdimbre es bastante elegante y sofisticado. Luce muy bien en delicadas camisas, trajes enteros, zapatos y vestidos lenceros.

-Vestidos fluidos con transparencias

 Son vestidos bastante relajados, perfectos para un día soleado. Generalmente son largos y tienen algún tipo de transparencia donde pasa el aire a través de la tela.

 -Color Pop

Un total outfit con colores llamativos y contundentes, generalmente son bastante saturados y limpios.

 -Asimetrías

Llevar un lado del estomago descubierto, un hombro descubierto y el otro al aire y alguna camisa con corte cuadrado. Los cortes asimetrìcos son detalles de la stelas que no estàn cortados de la misma manera.

 -Cuero

El cuero es un textil que le queda bien a las mujeres de contextura delgada, ya que si tiene un poco de sobre peso se puede abultar y ver muy mal. Es fácil de combinar y suele ser muy elegante.

-Orange Is The New Black

El naranja se convirtió en el nuevo negro de la semana de la moda. Un naranja bastante encendido, conocido como “naranja de prisión”, era lo que mostraban los diseñadores por la versatilidad que tiene al combinar.

-Bloques de colores

Los bloques de colores por ser tan llamativos resalta alguna parte del cuerpo disimulando otra que no es del agrado de la persona. Generalmente son bastante llamativos por lo que se convierten en el centro de atención del look.