Instrumentos de inversión y ahorro

  • Conversemos

  •  

Cuenta de ahorros. Es una cuenta transaccional, donde se puede depositar el salario o mensualidades en caso de estudio. En esta se logra un ahorro, pero sin esperar un alto rendimiento. Se usa más para imprevistos y transacciones diarias. Está ligada a una tarjeta y en ocasiones a una cuenta de crédito. Luis Rodríguez, director de captación comercial de personas del Banco Nacional, recomienda utilizar varias cuentas de ahorro para dividir los fondos disponibles según las necesidades, así evitará subsanar gastos con dineros que previamente tenían otro fin. Este tipo de herramienta puede ser otorgada a menores de edad, se requiere de sumas relativamente pequeñas para abrirlas.

Davivienda, ahorro
FOTO: ampliar

Ahorro programado. Consiste en destinar mensualmente una suma de dinero fija en una cuenta a nombre del ahorrante. Estas deducciones son automáticas, generalmente de la cuenta en la que se deposita el salario. Los expertos lo consideran el método más efectivo para crear una cultura de ahorro y se puede realizar a corto o largo plazo. Por ejemplo, un ahorro programado navideño de 12 meses o bien alternativas más largas como el ahorro para compra de vivienda que puede tardar varios años.

Como alternativa al salario escolar, el sector privado cuenta con la posibilidad de generar un ahorro escolar. Esta opción fue aprobada por ley y le permite a cualquier empleado acceder a este método aunque su salario no sea depositado en esa entidad, en tal caso, el patrón está en la obligación de deducir el dinero del salario del empleado y hacerlo llegar al banco.

Certificados de inversión a plazo. Es una opción para las personas que buscan un rendimiento alto. El dinero debe permanecer sin movimiento por un tiempo definido; es decir, no se puede disponer de él. Las ganancias pueden ser capitalizables, en tal caso se entrega el dinero al terminar el plazo; o bien, se puede entregar mensualmente. A diferencia del ahorro programado este dinero no se puede deducir de una cuenta principal, más bien se deposita un total por un periodo definido.

Este método ofrece una oportunidad de invertir ahorros programados. Por ejemplo, una vez terminado el plazo del ahorro programado este dinero se puede incluir en un certificado donde obtendría mejores rendimientos, en lugar de mantenerlo en una cuenta de ahorro.


Fondos de inversión. Funcionan similar a un certificado a plazo, con la diferencia de que se obtiene una rentabilidad mayor, pero aumenta también el margen de riesgo, lo cual dependerá de la rentabilidad del fondo.

Este instrumento permite invertir en distintos activos junto a un diversas personas. La entidad bancaria vela por los títulos y el efectivo. Aquí no se pacta una tasa por un periodo fijo, se dan estimaciones.

Existen fondos de inversión a la vista o de corto plazo, perfectos para invertir montos como el aguinaldo y retirarlo en cualquier momento con una rentabilidad muy competitiva dentro de las opciones de inversión a la vista. La inversión inicial va desde los ¢20.000 o $50 y con este monto se puede acceder a un mercado de valores, y conocer la figura de inversión en fondos. También ofrecen la opción de fondos de inversión inmobiliarios.

Fondo de pensión voluntaria. Este es el respaldo de muchos durante su vejez. Lo ideal es iniciarlo en el momento en el que se ingresa a la fuerza laboral. Su retiro se puede realizar después de cumplir los 58 años.

PUBLICADO: 13 de Marzo, 2015 AUTOR: