Chauen, una joya azul en Marruecos
Chauen, una joya azul en Marruecos
Shutterstock

¿Le gustaría conocer el continente africano y al mismo tiempo la magia oriental?

Marruecos es una excelente opción para un viaje simplemente único. Las maravillas de este país son múltiples: su arquitectura, cultura y bellezas naturales. Es un país de contrastes, sueños y leyendas. Además, una elección cómoda ya que desde Costa Rica se puede llegar a Marruecos con tan solo 2 vuelos, esto debido a su cercanía y vuelos directos desde España.

Ciudades hipnotizantes

No puede dejar de visitar Marrakech, también conocida como la ciudad roja o la perla del sur. Marrakech es una ciudad histórica que tuvo su fundación desde 1062 con Ibn Tasfin, quien se considera el fundador de Marruecos. En algún momento se denominó la capital del imperio islámico. En su interior se encuentra la medina de Marrakech: barrio antiguo declarado Patrimonio de la Humanidad, también se puede visitar el zoco –mercado– y conocer la Plaza Yemaa el-Fna. Esta plaza es un lugar sorprendente donde se concentra diversas manifestaciones artísticas. Desde ahí puede visitar el Jardín Majorelle o el Jardín de laMenara, dos opciones para refrescarse en un caluroso día.

Una joya azul: Chauen. Se encuentra al norte del país y parece sacada de un cuento. Se trata de una ciudad de 40.000 habitantes que tiene hermosas tonalidades de azul en cada esquina en sus pequeñas callecitas. Con encantadores lavaderos, artesanías y lugares para tomar té o probar la gastronomía marroquí, debe agregar este destino a su lista de viaje. La ciudad se encuentra en la región de Tánger y se puede llegar ahí con un vuelo desde Madrid.

Casablanca: Una de las ciudades más importantes de Marruecos, es su principal puerto y su ciudad más grande. Aquí se encuentra la Mezquita de Hassan II, la segunda mezquita más grande después de la Meca. También es el templo religioso más alto del mundo, se puede observar a 35 kilómetros de distancia. Además, es de las pocas mezquitas de este país en la que cualquier turista –no musulmán– puede ingresar.

Esauira: Es una ciudad amurallada frente al mar Atlántico. Una combinación perfecta de playa y fortaleza, con calles más amplias y menos concurridas. Aquí puede descansar y retomar fuerzas para un próximo destino imperdible en este viaje: el desierto.

Días en el desierto

Merzouga es uno de los lugares donde se puede enfrentar a la experiencia de visitar un desierto y no cualquiera, se trata del desierto del Sahara. En Erg Chebbi se encuentra el desierto de dunas más grandede Marruecos. Las excursiones ofrecen viajes en vehículos 4x4 y camellos. Es una experiencia para todos los sentidos, déjese maravillar por las dunas y vea el atardecer en el desierto. Luego pase una noche en una jaima, esas tiendas de campaña características del desierto. El trayecto al desierto desde, por ejemplo, Marrakech, puede resultar largo pero en el camino no dude en detenerse a contemplar las Gargantas del Dadès y las de Todra, espectaculares desfiladeros en el alto Atlas.

Encanto marroquí

La arquitectura del país es una combinación del África subsahariana –los países que no limitan con el mar Mediterráneo– y estilos islámicos. Predomina el islámico ya que es inevitable encontrar los mosaicos, patios, jardines amplios, arcos y cupulas.

La gastronomía marroquí también es una mezcla, pero se agrega un elemento extra: la cocinamediterránea. Es un ir y venir entre lo dulce y lo salado, comidas simples y otras complejas. Hay por probar diversos platillos como el cuscús –hecho a base de sémola de trigo, verduras, garbanzos y carne

roja–, la bastella –capas de hojaldre rellenas de láminas de carne de pollo o paloma, intercaladas con pastade almendra–, el kefta –carne picada aderezada con piñones, cebolla, ajo, perejil, pimentón picante, cominos y aceite de oliva–.

Detalles de este destino

  • Ubicación: Marruecos es un país situado en el Magreb –la parte más occidental del Mundo Árabe,también se le conoce como Poniente–, al norte de África. El estrecho de Gibraltar separa este país de Europa. Además, tiene costas en el océano Atlántico y el mar Mediterráneo.
  • Población: Más de 35 millones.
  • Idioma: Marruecos tuvo su independencia de Francia en 1956. Es por esto que el francés es uno de losidiomas administrativos. Sin embargo, en este país los idiomas oficiales son el árabe y las lenguas bereberes. Inclusive en algunas regiones del norte hablan español.
  • Moneda: Dirham. $1 dólar equivale a 3,67 dirhams.
  • Mejores momentos para visitar: Primavera, otoño e invierno. Estas últimas para tener un clima templado en el desierto.
  • Hospedaje: Los riad son casas tradicionales con patio en medio y habitaciones a su alrededor, son comparables a los Bed&Breakfast pero la versión marroquí. Además por lo general tienen hermosas terrazas y permite un trato más cercano con los dueños.
  • Visa: Los centroamericanos necesitan un permiso de visa para ingresar a Marruecos, tome en cuenta esto para solicitarla con tiempo prudente a la embajada de Marruecos ya que la más cercana se encuentra en Guatemala y el proceso dura aproximadamente 3 semanas.

PUBLICIDAD

Etiquetado como:
  • marruecos
  • pasaporte
  • marroquí
  • africa
  • desierto
  • exótico