El contrato nupcial ¿limita la relación?

  • Conversemos

  •  

Muchas personas consideran que la firma de un contrato prenupcial presagia la fecha de caducidad del matrimonio. Pero, ¿es realmente así? Para tomar una decisión racional y mantener la paz en la relación, nada mejor que asesorarse con un especialista en derecho.

"Se tiene la creencia de que regular la pertenencia de bienes antes de casarse implica poner en duda la duración del matrimonio. No tiene por qué ser de esa manera", comenta el abogado Leonel Sanabria.

¿Qué es un contrato prenupcial?
 Se trata de un contrato que estipula que los futuros cónyuges están en capacidad de suscribir, siempre y cuando haya acuerdo voluntario y libre albedrío. Este también es denominado como Capitulaciones Matrimoniales y está regulado en el Artículo 37 del Código de Familia.

Contrato nupcial no pone límites a la pareja.
FOTO: Pixabay ampliar

"Se trata de un convenio formal que debe hacerse en escritura pública ante un notario. En el acuerdo, los futuros cónyuges arreglan lo relativo a sus bienes. Está destinado a regular y organizar el aspecto patrimonial en el matrimonio. Debe ser inscrito en el Registro Público para que surta efectos legales", añade.

La finalidad de un contrato prenupcial reside en mantener los patrimonios de ambos cónyuges jurídicamente separados. Cada uno de ellos administra, disfruta y dispone de lo propio, en forma exclusiva y sin injerencias del otro. La única obligación es contribuir al levantamiento de las cargas del matrimonio.

Muchos ignoran que este escrito legal no está restringido a otorgarse antes del matrimonio. Algunas parejas lo suscriben luego de un tiempo de casados; sin embargo, la costumbre ha impuesto su realización antes de la unión civil o la boda, de esto nace su denominación.

"Se trata de un convenio formal que debe hacerse en escritura pública ante un notario. En el acuerdo, los futuros cónyuges arreglan lo relativo a sus bienes."

¿Firmar o no? Siempre y cuando exista un compromiso mutuo en los miembros de la pareja y cada uno piense en el bienestar del otro tanto como en el propio, un contrato prematrimonial no debe ser motivo de discordia.

"No podemos decir que sea realmente necesario o no suscribirlo. Todo depende de cada óptica. La sociedad costarricense, en su mayoría de espíritu cristiano, cree que el matrimonio es para toda la vida. Por esta razón, lo ve con malos ojos. Sin embargo, se trata de una opción legítima y viable. Ahora bien, se debe conocer muy bien a la pareja, para evitar que ésta piense que ya se lo puso un plazo a la unión", concluye Sanabria.

Por lo pronto, una discusión certera y madura sobre el tema es lo más recomendable para los futuros esposos, en especial los que tienen la boda a la vuelta de la esquina.

Fuente: Lic. Leonel Sanabria V., abogado y notario. Bufete Sanabria & Asociados. Tel.:2297-0024.


PUBLICADO: 27 de Mayo, 2015 AUTOR: