Mónica Morales.13 septiembre

¡Qué delicia es regalarse un buen masaje es un spa! Lastimosamente, hay algunos centros que no cumplen con los requisitos básicos para que nos logremos relajar.

Recordemos que además de ayudarnos a botar estrés, los spas pueden aportar otros beneficios a nuestra salud como: desintoxicar la piel, aliviar dolores de espalda, mejorar el sistema inmune, estimular el sistema linfático, entre otros. Eso sí, es imperativo que el spa cuente con buena higiene, personal capacitado y un ambiente agradable.

Por eso consultamos con Lis Pérez, esteticista profesional y fundadora de Vanity Estética y Spa, para que nos guíe en la elección de un lugar adecuado.

  1. Pregunte al spa si sus terapeutas o masajistas cuentan con licencia para trabajar  y de igual forma si el spa tiene los permisos de salud al día.
  2. El spa debe tener un lugar cómodo que brinde comodidad al cuerpo. 
  3. El centro de spa debe darle opciones y recomendaciones sobre qué tipo de aceites esenciales usar durante su sesión.
  4. El ambiente del spa debe ser relajante. El spa debe tener música tranquila que ayude a crear un buen estado de ánimo. La iluminación debe ser baja y el entorno debe ser ameno.
  5. Debe haber una lista completa de los tratamientos de masaje y spa que ofrecen, junto con una breve explicación. Es importante que el centro describa cada uno de sus servicios.
  6. El spa debe tener suficientes toallas y paños. Por ejemplo, paños para ducharse, toallas para cubrir el área del cuerpo que no se está siendo masajeando. Incluso mejor si cuentan con batas y pantuflas.
  7. El spa debe tener una limpieza e higiene adecuada. Compruebe si  proporcionan toallas individuales y batas. Todos los materiales deben ser lavados con cada uso.
  8. Debe tener en cuenta que su masajista no debe masajear la parte posterior de las rodillas o la médula espinal, ya que esto puede provocar lesiones. Si su área abdominal está siendo masajeada, debe ser un masaje muy ligero. Sienta la fuerza que utiliza la masajista, la presión debe ser ascendente para mejorar la circulación sanguínea.
  9. Su masajista no debe perder contacto con su cuerpo porque romperá la sinergia del masaje.
  10. Las personas en dicho centro siempre deben estar listas para brindar sus servicios con una sonrisa. Es un lugar relajante. Un spa es un lugar donde va para sentirse bien, por eso los trabajadores del spa también deben ayudarlo a sentirse bien.