Mónica Morales.20 abril

Las extensiones de pestañas son un tratamiento para realzar la mirada, ya que ayudan a que los ojos se vean más expresivos, luminosos y espectaculares. No obstante, es importante tener en cuenta que el diseño de las pestañas no es igual para todas: va a variar de acuerdo con la personalidad y profesión de la mujer que las porte.

Paola Agredo, experta de Kalos Experience, asegura que para las mujeres de personalidad seria y un puesto gerencial alto lo recomendable es un diseño de pestañas natural; aquellas más atrevidas y de profesiones creativas pueden usar más volumen.

“Además, el diseño de pestaña ayuda a disimular aquellos detallitos que a veces no nos gustan de nuestros ojos. Por eso es importante que se asesore bien antes de seleccionar el tipo de extensión”, dijo Agredo.

Técnicas

Pelo a pelo: esta técnica es ideal para las mujeres discretas que prefieren una apariencia natural. Consiste en colocar las pestaña una a una y brinda un estilo sobrio sin cambiar la forma del ojo.

Onea lashes: esta técnica permite crear un look totalmente personalizado, por lo que es ideal para la que desee resaltar la mirada, por ejemplo, por medio de un cat eye –para un resultado glamoroso– o tupiendo las pestañas, para un look súper natural.

Lura lashes: si lo que busca es dar mayor volumen a sus pestañas, esta es la técnica idónea, pues aporta volumen de una manera discreta. Se agregan de 2 a 4 pelitos en cada espacio entre pestaña y pestaña.

Volumen ruso: es ideal para las que buscan gran volumen y una mirada de impacto. Esta técnica lo que hace es incorporar mayor cantidad de extensiones por espacio (aproximadamente 10 pelitos) y dar un look asombroso. No se recomienda para mujeres con ojos redondos, ya que suele resaltar esa característica.

Lifting de pestañas: esta técnica levanta las pestañas naturales y no requiere de extensiones. Es ideal para lograr una mirada más joven y fresca, pero con sus propias pestañas. Se realiza con la ayuda de una plantilla y varios productos (como una keratina que nutre y revitaliza).

Todas las extensiones de pestaña requieren un mantenimiento cada 8, 15 o 21 días. Esto va a depender de las actividades que realice y los cuidados que les dé.