Cristina Mora Jiliuta.2 febrero, 2016
Cuidados de la piel
Cuidados de la piel

¿Cuánto tiempo al día le dedica a cuidar la piel de su cuerpo? Entre las carreras mañaneras y los compromisos de la tarde, es probable que más de una vez se le haya olvidado ponerse crema. La piel es nuestra envoltura y nuestra presentación personal depende mucho de su apariencia.

¿Sabía que 2 billones de células se desprenden de su piel cada día? Esto hace que la piel del cuerpo pierda elasticidad y brillo si no se cuida adecuadamente.

El pasado 28 de enero la reconocida celebridad de la televisión mexicana Gloria Calzada, embajadora latinoamericana de la marca Jergens, nos recordó la importancia de cuidar, además del rostro y el cabello, uno de sus activos de belleza menos utilizados: la piel corporal.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y, por medio de la campaña #eresmasqueunacarabonita Calzada, en compañía de la dermatóloga Vanessa Fumero, presentó los nuevos productos que esta marca estadounidense trae a Costa Rica y ofreció consejos para cuidar ese 90% restante del cuerpo, pues lamentó que muchas veces solo nos enfocamos en rostro y cabello.

1. Conozca su tipo de piel. Es importante saber si usted tiene piel grasa, seca, mixta o sensible. La mayoría de las mujeres sabemos qué tipo de piel tiene nuestro rostro, pero ¿qué pasa con el resto del cuerpo? Un especialista en dermatología puede decirle exactamente qué tipo de piel tiene usted e indicarle si esta presenta variaciones por áreas.

2. Ubique su color de piel. La piel varía sus tonalidades del 1 al 6 de acuerdo con el dermatólogo de Harvard, Thomas B. Fitzpatrick, quien en 1975 desarrollo la "Escala Fitzpatrick" de comportamiento de la piel ante el bronceado. El experto clasificó los tipos de piel en una escala de seis niveles (de piel clara a piel obscura) y su reacción ante el bronceado. Es fundamental que usted sepa con certeza su tono pues de este va a depender el cuidado que le de a la piel de su cuerpo y el tipo de productos que deberá adquirir para mantenerla en perfecto estado.

3. Duerma bien. El descanso nos mantiene jóvenes y por esto dormir un mínimo de 8 horas es vital para que el cuerpo descanse y la piel pueda recuperarse. Recuerde que siempre debe acostarse con la piel limpia: dúchese antes de dormir si le es posible. Es probable que limpiar el rostro sea parte de su rutina de belleza nocturna, pero no debe olvidar la piel del cuerpo, que también se expone al polvo y al sudor.

4. No utilice drogas y evite el consumo de licor y cigarrillos. Estas prácticas son las que más contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel. Existen estudios que demuestran que la apariencia de la piel puede parecer incluso 5 años mayor si es frecuente el consumo de estas sustancias. Se ha demostrado que el tabaco es el que más perjudica el aspecto de la piel. El licor afecta a las fibras de colágeno igual que el tabaco y las consecuencias son claras: piel contraída, demacrada y arrugada.

5. Consuma agua. El incansable consejo de los 8 vasos de agua al día es necesario para asegurar la hidratación de la piel. Si no se hidrata el cuerpo, la piel perderá elasticidad y será más propensa a las arrugas y el deterioro.

6. Ejercítese. ¿Por qué el ejercicio es bueno para la piel? La actividad física aumenta la temperatura del cuerpo y hace que los poros se dilaten. El sudor ayuda a eliminar suciedad y aceites y con esto se reduce el acné. Además, estimula la circulación de la sangre y aumenta la cantidad de oxígeno que corre por la piel, haciéndola ver más brillante y retiene los efectos de los productos para el cuidado de la pel.

7. Coloque hidratante repetidamente. Esto le podrá sorprender, pero debe tener siempre consigo una crema hidratante. La dermatóloga Vanessa Fumero de Jergen´s Latinoamérica resaltó que es fundamental colocar producto hidratante sobre la piel cada hora. La rehidratación cada 60 minutos le garantizará resultados sorprendentes y verá cambios significativos en el aspecto de su piel.

8. Use protección solar a diario. El protector solar dejó de ser cosa de la playa. Es indispensable utilizarlo a diario en todas las zonas descubiertas de nuestro cuerpo y no solamente la cara. Su protector debe tener un factor mínimo de 30 SPF y es necesario aplicarlo tres veces al día para protegerse del cáncer de piel y contrarrestar el envejecimiento.

9. Visite al dermatólogo mínimo 2 veces al año. ¿Ya sacó su cita con el dermatólogo para este primer semestre del año? Recuerde que es muy importante que consulte con un especialista y se haga chequeos médicos dos veces al año.

FUENTE: Embajadora de Jergens Latinoamérica, Gloria Calzada, y dermatóloga Vanessa Fumero.