Mónica Morales.7 agosto, 2015
La eliminación de tatuajes con láser es un tratamiento bastante indoloro
La eliminación de tatuajes con láser es un tratamiento bastante indoloro

Eliminar un tatuaje es posible por medio de un tratamiento de láser. Se trata es indoloro y dependiente de la pigmentación, tipo de piel y edad del paciente. Eso sí, es importante la coloración, profundidad, tipo y tamaño del tatuaje.

Se pueden eliminar tanto los tatuajes artísticos (los decorativos) como los tatuajes traumáticos (causados por tinta de escribir, minas de lápiz, armas de fuego, accidente de tráfico, etc.), teniendo en cuenta las características de cada uno.

El láser emite muy rápidamente mucha energía que es absorbida por los tatuajes y manchas cutáneas destruyendo nada más los pigmentos, sin afectar a la piel cercana ni producir cicatrices. Luego la tinta o pigmento se elimina por medio de los vasos linfáticos del cuerpo.

La eliminación de tatuajes con láser es un tratamiento bastante indoloro
La eliminación de tatuajes con láser es un tratamiento bastante indoloro

El tratamiento consisten en que al momento de la colisión entre el láser y la piel, se fragmenta la molécula de la tinta; para ello, se utilizan 2 tipos de láser:

  • El láser Nd:YAG, con una longitud de onda de 1.064nm, es muy efectivo para tratar los tatuajes de tinta negra-azul.
  • El Laser KTP con una longitud de onda de 532nm es muy efectivo para tratar los tatuajes de tinta rojas y naranjas.
Desde el primer tratamiento ya se puede observar la mejoría, aunque hay que tener en cuenta que son necesarias varias sesiones para ver los resultados definitivos. Se pueden requerir de 5 a 10 sesiones (depende del tipo de la tinta) y la frecuencia es de una sesión cada 4 semanas aproximadamente.

Fuente: Nutrisalud (Tel.: 2291-7886).