Brenda Alfaro.16 julio

Es una de las principales responsables de que nos sintamos incómodas cuando usamos shorts, vestidos o enaguas… y ni qué decir de un vestido de baño. Así que, con tal de quitarla, hemos probado de todo: comer menos sal, declararle la guerra a la comida chatarra, aplicar cremas haciendo masajes, hacer más ejercicio… todo eso ayuda, pero esta vez queremos ir más allá. ¿Cuál es la mejor fórmula para disminuir la celulitis o incluso eliminarla?

Primero debemos entender el problema. La celulitis es la acumulación de grasa en el tejido subcutáneo (justo debajo de la piel). Se puede presentar en piernas, abdomen, glúteos y caderas.

Además de provocar una incomodidad en nuestro aspecto físico, también provoca la retención de líquidos y un aumento considerable en la producción de estrógenos (por eso la sufrimos más nosotras que los hombres).

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock
Tipos de celulitis
  • Blanda: la piel tiende a verse gelatinosa en estas zonas,se mueve cuando cambiamos la postura. En su mayoría se presenta en mujeres a partir de los cuarenta años con exceso de peso, que no tienen actividad física o que han adelgazado bruscamente.
  • Dura: es dolorosa a veces incluso sin tocarla, es rígida y compacta. Por lo general también presenta estrías, sus causas principales son la genética y las alteraciones hormonales.
  • Edematosa: vinculada al mal funcionamiento de los sistemas circulatorios y linfáticos, se encuentra en parte lateral de los muslos y en los glúteos, suele ser dolorosa. Puede acabar provocando la aparición de várices.
  • Mixta: es la combinación de las anteriores. Por ejemplo algunas personas poseen celulitis dura en las piernas, edematosa en los glúteos y blanda en el abdomen.

Hay una falsa creencia de que la celulitis solo la sufren quienes no están en forma. No obstante, muchas personas delgadas también poseen grasa acumulada en distintas zonas del cuerpo que ha llegado a convertirse en “piel de naranja”. Eso sí, el sobrepeso incrementa los problemas y el mapa de celulitis puede llegar al lado interno de los brazos, los tobillos o la parte inferior de la espalda.

Somos lo que comemos

Si las grasas en exceso forman nuestra dieta diaria, la posibilidad de poseer celulitis es muy alta; por el contrario, si dedicamos la suficiente atención a lo que ponemos en el plato, no solo nos evitamos el aumento de celulitis sino que hasta podríamos disminuirla. Una dieta equilibrada ayuda a mantener el sistema linfático y circulatorio con un funcionamiento correcto.

En realidad tampoco hay que complicarse y someterse a dietas restrictivas. Solo hay que enfocarnos en una alimentación balanceada. Sin embargo sí hay algunos productos que pueden ser un plus en nuestra alimentación.

Agua, agua, agua. Como dijimos anteriormente la retención de líquidos es uno de los causantes de la acumulación de grasas, así que ¡A tomar mucha agua! además ayuda a la eliminación de toxinas. El alcohol y el café deshidratan así que lo mejor sería que los consuma al mínimo o aún mejor los elimine por completo.

Alimentos clave son los plátanos, espárragos, zanahorias, moras, frambuesas, todas son buenas opciones, los tres primeros tienen un alto contenido en potasio y las últimas dos son fuentes de antioxidantes.El pepino también permite eliminar toxinas y es un diurético por excelencia, lo que limita la progresión de la celulitis.

Por su parte, las lentejas y la quinoa contienen proteínas que ayudan al cuerpo a generar mayor músculo en lugar de grasa.

Otro gran aliado es el té verde. Este ayuda a eliminar toxinas, a mantener un peso corporal saludable mejora la capacidad para quemar calorías, reduce la hinchazón abdominal y los problemas digestivos.

Ayuda extra

Si a una buena alimentación le suma el ejercicio, su celulitis podrá reducirse o no ir en aumento, sin embargo si desea un empujoncito extra acá le mencionamos algunos tratamientos que podrían ayudarle.

  • Lipoláser: Se utiliza un equipo de alta definición para deshacer la grasa en lugar de succionarla como ocurre con la clásica liposucción, el calor del láser transforma la grasa en una consistencia más líquida, que después será eliminada por el organismo mediante la orina. Es un proceso ambulatorio utilizado para depósitos de grasa mínimos.
  • Gimnasia pasiva: Se utilizan placas o electrodos sobre la zona a tratar con el fin de lograr que el músculo se contraiga como si hubiera recibido un impulso nervioso.Reafirma los músculos, aumentar el tono y elasticidad de la piel, reduce la flacidez en procesos de adelgazamiento y drenaje linfático.

Carolina Suárez masajista y administradora de la estética Kò Bèl, también recomienda el masaje reductivo el cual beneficia el flujo sanguíneo, mejora el sistema digestivo y potencia la pérdida de grasa, o la radiofrecuencia para estimular la producción de colágeno y reducir grasa, además explica que “si las personas no se alimentan bien durante los tratamientos y continúan comiendo alimentos grasos no va a funcionar, es igual que realizar ejercicio y comer pésimo, no va a verse un avance”.

“Lás máquinas son un complemento para lograr los objetivos físicos de cada persona, ya sea reducir, tonificar o reafirmar, es muy diferente que las personas estén estimulando el cuerpo también con ejercicio a solamente venir a acostarse acá con el tratamiento”, agregó Suárez.

Fuentes: Carolina Suárez, administradora de Kò Bèl Centro de Estética y Nutrición (tel.: 2271-5026) y Karina Wiessel, nutricionista (tel.: 8925-6180).