Cristina Mora Jiliuta.6 enero, 2017
Uñas vibrantes para el verano
Uñas vibrantes para el verano

Los tonos claros y vibrantes son la tendencia para sus uñas este verano. Perfectas para los paseos a la playa, a parques y destinos al aire libre.

Por ello, pinte sus uñas de colores vivos que se ajusten a los días soleados y los atuendos veraniegos.

Los tonos exóticos predominan esta temporada y se pueden utilizar varios colores un un mismo maquillaje de uñas. Así lo aseguró la experta de OPI, Marina Domínguez.

"Para aquellas mujeres más atrevidas que les gusta estar a la moda la tendencia que se impone para este 2017 son los tonos vivos, alegres, desde los azules hasta los tonos rosas fuertes", explicó Domínguez.

Podemos distinguir tres grandes tendencias, todas en tonos claros y vivos, inspirados en las exóticas islas Fiji:

Endless ocean / Océano sin fin

Los tonos marinos como azules, verdes, verde agua y celestes vibrantes están muy en tendencia. Estos pueden combinarse entre ellos a la perfección, con el contraste de tonos claros y otros más oscuros o el uso de esmaltes veteados.

Exotic beaches & sunsets / Playas exóticas y atardeceres

Tonos tierra, arena, naranja y amarillo son perfectos para alegrar los días veraniegos con sus uñas. Nada mejor que mezclarlos para un original maquillaje de uñas.

Native flora & fauna / Flora y fauna nativa

Rosas, fucsias, morados, lilas y palo rosa son colores vibrantes que pueden combinarse para dar a sus uñas un toque especial. Estos tonos rememoran las bellezas naturales de la isla Fiji.

¡Hay que cuidarlas!

Muchas mujeres quieren lucir sus uñas impecables en este verano, sin embargo, esto puede ser difícil cuando estamos expuestas a sol, agua, cloro y otros factores externos que dañan la uñas y la piel de las manos.

Para cuidarlas y mantenerlas sanas principalmente en épocas como ésta, la recomendación es realizarse el manicure una vez a la semana procurando remover todo tipo de piel muerta de las uñas, ya que las manos son las que más están expuestas al contacto diario en todas las áreas.

Deben utilizarse cremas humectantes que sean específicamente para manos al igual que aceites o tratamientos que hidraten las cutículas.

"En caso de haber estado muy expuestas al contacto con agua de mar o de piscina u otros factores que debilitan o resecan más de lo normal nuestras uñas, es conveniente utilizar algún tratamiento fortalecedor muy específico para cada caso", explicó Domínguez.

En cuanto a los esmaltes o lacas que se utilizan en las uñas, es fundamental tener cuidado con la elección que se haga, ya que hay algunos productos en el mercado que contienen mucho formaldehido y esto puede debilitar y causar problemas en las uñas.

FUENTE: Marina Domínguez, asistente comercial de OPI.