Mónica Morales.2 junio, 2016
Mujer con piel tono medio
Mujer con piel tono medio

Existen varios tipos de piel que se definen por su color (clara, media, morena y oscuro) o por su calidez (fría, neutra o cálida). Según sea nuestro tono, así habrá colores que nos favorezcan más y otros que nos favorezcan menos.

El color de la piel es más fácil de clasificar a simple vista. La calidez, conocida también como subtono, tiene más ciencia. Una forma de establecer si su piel es fría o cálida es determinando el color de las venas: si tienden a ser azules, su tono es frío; si tienen a ser verdosas, su tono es cálido.

Para las pieles frías el maquillaje debe inclinarse hacia los rosados y pasteles. Por su parte, las pieles cálidas deben aprovechar todo lo que tienda al anaranjado o colores tierra, y en los labios tonos nude. Acá le ofrecemos algunos consejos para hacerse con los colores y aprovechar su belleza natural. Sin embargo, el secreto más importante es sentirse cómoda con las prendas que viste, el maquillaje, el labial, la coloración del cabello y hasta el esmalte.

Piel clara: A las pieles más blancas o claras les favorecen más los colores como el negro, el gris, el azul oscuro, el beige, el blanco, el rojo, el dorado y el plateado. Todos ellos colores primarios y con una tonalidad que se complementa bien con la piel y la destacan. En cuanto al maquillaje, le favorecen la gama de rosa suaves, beige y melocotones. Los colores que debe evitar son los marrones muy oscuros.

Piel intermedia: Las pieles intermedias son muy favorecidas por estar en medio y tiene una gama amplia de colores que combinan. Pueden escoger prendas que varían desde los tonos blanco, negro y rojo, hasta el azul oscuro. Para este tono de piel existe la ventaja de encontrarse en una tonalidad media entre los tonos fríos y los cálidos. Es decir, hay mayores posibilidades que quienes tienen la piel blanca. Quienes tienen una piel intermedia pueden darle lugar a tonos como el gris y el azul claro.

La piel bronceada va bien con los tonos cafés oscuros y dorados. Si se busca dar un efecto natural, se debe optar por rubores lo más parecidos al tono de la piel. Para escoger el labial puede inclinarse por rosado medio, rojo, anaranjados suaves y albaricoque.

Piel oscura: Las mujeres de pieles oscuras pueden vestir con colores que contrasten con su cuerpo, para destacar más su tono de piel. Por ejemplo, utilizar el blanco y gris claro. También se pueden elegir un azul muy vistoso, así como el amarillo, el fucsia, el verde o el negro.

El punto clave para este tono de piel es sobresalir. Siempre se busca usar un tono que destaque, incluso, las más atrevidas pueden optar por los colores neón. En el maquillaje pueden usar cafés oscuros, dorados y nacarados. Para el labial, combina muy bien el fucsia, marrón rojizo, frambuesa oscuro y el beige dorado.

Fuentes: Luigina Campos, Asesora de Imagen y Personal Shopper; Griselda Navarro, blogguera de belleza; Natxo Sobrado, periodista especializado en moda y Marco Vargas, estilista de Kérastase (Tel.: 2291-0807)