Mónica Morales.9 septiembre, 2015
La cana suele ser amarilla o blanca muy gruesa u opaca. Por ello se recomiendan tratamientos hidratantes que suavicen el cabello para que sea más manejable.
La cana suele ser amarilla o blanca muy gruesa u opaca. Por ello se recomiendan tratamientos hidratantes que suavicen el cabello para que sea más manejable.

Un cabello maduro es aquel que por el paso del tiempo y debido a los cambios hormonales, se ha desvitalizado, afinado y a su vez se vuelve más poroso, rebelde y sin brillo. Este tipo de cabello es el que llega entre los 40 y 45 años, cuando se empiezan a presentar los cambios hormonales propios de la menopausia.

El ácido hialurónico es el responsable de hidratar el cuero cabelludo; conforme avanza la edad, la producción del mismo disminuye lo que se refleja en la falta de brillo del cabello, según explicóIleana González, técnica de Kérastase. “También vemos menos densidad de la fibra lo que permite apreciar una melena menos voluminosa”, comentó la especialista.

 El mantenimiento correcto de las canas las hace lucir sanas y con estilo.
El mantenimiento correcto de las canas las hace lucir sanas y con estilo.

Para mantener sano su cabello en todo momento es importante utilizar productos cosméticos que nos ayuden a mejorar la condición del cabello, entre los cuales se debe considerar el uso de productos que hidraten y re-densifiquen, así como también que contengan antioxidantes que ayuden a atrapar los radicales libres y proteger la fibra capilar de la oxidación como consecuencia de las exposiciones al sol.

La alimentación también juega un papel importante en el cuidado del cabello maduro.

El cabello maduro no es necesariamente un sinónimo de cabello envejecido, también puede ser producto de tener el pelo muy largo o de haberlo sometido a tratamientos químicos. De manera que, en ocasiones, no está relacionado con la edad de la mujer.

Cabello graso
Cabello graso

¡A cuidarlo!

Para cuidar del cabello madura, es recomendable utilizar productos que ayuden a mejorar la apariencia de la fibra capilar con derivados de calcio, caramidas, omegas y ácido hialurónico para ayudar a regenerar la fibra capilar.

También es recomendable estimular el cuero cabelludo con masajes relajantes con la finalidad de mejorar la circulación sanguínea, ya que a través de la sangre llegan los nutrientes a la fibra capilar.