Mónica Morales.8 enero
Aceite de oliva y aceite de coco

Los ácidos grasos del aceite de oliva contrarrestan los desequilibrios de las glándulas sebáceas en el cuero cabelludo. Al absorberse los nutrientes, tendrá un cabello hidratado, brillante y sedoso.

Ingredientes

  • Aceite de oliva y aceite de coco en partes iguales. La cantidad varía según el largo de su cabello: considere que para una cabellera corta se utiliza una cucharada de cada tipo de aceite.

Preparación

Combine partes iguales de aceite de oliva con aceite de coco hasta obtener una mezcla homogénea.

Aplicación

Frote la mascarilla por todo el cuero cabelludo y el cabello. Deje actuar por 30 minutos y enjuague con abundante agua. Repita su uso 2 o 3 veces a la semana.

Aguacate, miel y yema de huevo

Esta es una de las mascarillas más hidratantes por su contenido en ácidos grasos y enzimas. Tiene la capacidad de humectar desde la raíz hasta las puntas y se absorbe fácilmente mediante los folículos del cuero cabelludo.

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 3 cucharadas de miel de abeja
  • 1 yema de huevo

Preparación

Maje la pulpa del aguacate y, en un recipiente, mézclela con la miel y la yema de huevo. Revuelva hasta tener una pasta cremosa y homogénea.

Aplicación

Separe el pelo en varios mechones y unte la mezcla desde la raíz hacia las puntas. Cúbralo con una gorra plástica y deje actuar durante 30 minutos. Luego, enjuague con abundante agua.

Aguacate y yogur natural

Esta es una de las mascarillas más populares para atacar el cabello seco. Se le conoce popularmente como aguacate blanco, por su mezcla con el yogur. Ambos ingredientes aportan proteínas, calcio y ácidos grasos.

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • ¼ de taza de yogur natural

Preparación

Maje la pulpa del aguacate hasta obtener una pasta. Luego, mézclela en un recipiente con el yogur natural.

Aplicación

Aplique la mascarilla sobre el cabello seco. Deje actuar por 40 minutos y enjuague con agua tibia. Puede utilizar esta mezcla 2 veces por semana en cabellos secos o 1 vez por semana en cabellos grasos.

Baño de cerveza

El agua es el ingrediente principal de la cerveza. Por eso, esta bebida funciona a la perfección para hidratar y nutrir nuestra melena.

La malta y el lúpulo contienen proteínas que ayudan a reparar el cabello dañado por los procesos químicos, el calor, la contaminación y el sol.

Ingredientes

  • 1 cerveza (Le recomendamos usar la más barata del supermercado, pues los resultados serán los mismos).

Aplicación

Abra la cerveza un par de horas antes de bañarse para que se le vaya el gas.

Lave su cabello como de costumbre y, tras enjuagar el champú, vierta toda la cerveza sobre su cabeza, asegurándose de empapar el cabello desde la raíz hasta las puntas.

Masajee con las yemas de sus dedos y déjela reposar durante 1 minuto. Luego retire bien con agua fría y aplique un poco de acondicionador de medios a puntas.

Para eliminar cualquier rastro de olor a cerveza puede aplicar una crema o spray para peinar.

Leche, huevo y aceite de almendras

¡Un baño de proteínas para su cabello! Esta mascarilla le ayudará a reparar el cabello seco y quebradizo.

Ingredientes

  • ½ taza de leche
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de almendras

Preparación

Vierta la leche en un recipiente y mézclela con el huevo. Incorpore el aceite de almendras y bata todo hasta que se mezcle bien.

Aplicación

Humedezca el cabello y distribuya la mascarilla desde la raíz hasta las puntas. Deje actuar por 30 minutos y luego enjuague con agua tibia.

Manteca de cacao y aceite de coco

Los contenidos de estos dos aceites reponen los nutrientes del cabello, disminuyendo de forma notoria la sequedad.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de manteca de cacao
  • 1 cucharada de aceite de coco

Preparación

Caliente la manteca de cacao en baño maría. Una vez líquida, agregue el aceite de coco y remueve para que se mezcle bien. Apague el fuego y deje que se enfríe hasta temperatura ambiente.

Aplicación

Antes de que el producto se solidifique, tome una pequeña cantidad y úntela por todo el pelo y cuero cabelludo. Deje actuar por 30 minutos y retire con agua tibia. Puede usarla una o dos veces por semana.

Miel y sábila

Esta es una receta muy sencilla de preparar: solo lleva agua, miel y sábila (aloe vera). Deja el cabello suave e hidratado, perfecta para utilizar en los días de verano.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de gel de sábila

Preparación

Mezcle ambos ingredientes y forme una pasta.

Aplicación

Dando un suave masaje, unte la mascarilla por todo el cabello y el cuero cabelludo. Déjela actuar durante 30 minutos y después lávese con champú y acondicionador, como de costumbre.