Mónica Morales.31 julio
Tratamientos de belleza

Bótox capilar: Este es un tratamiento intensivo y sin químicos para recuperar el brillo y la suavidad del cabello, mientras le aporta hidratación. Consiste en la aplicación de vitaminas, aminoácidos, proteínas, ácido hialurónico y sobretodo colágeno. Con todos estos potentes concentrados de principios activos es que logra reparar las fibras capilares quebradas o dañadas. Su fórmula tiene la particularidad de restaurar el cabello de adentro hacia fuera, aumentando su densidad.

Depilación láser con luz pulsada: Si su madre padece en dolorosas sesiones de depilación con cera o peor aún, se lastima la piel con una rasuradora, considere chinearla con un tratamiento de depilación láser. La energía lumínica que produce el láser o la luz pulsada es absorbida de modo selectivo por la melanina del pelo, que la transmite hasta el folículo (donde están las células germinativas del pelo) y la transforma en calor, logrando que esta quede atrofiada e impidiendo que el pelo vuelva a crecer. La depilación láser consta de una sesión al mes y para la primera cita es necesario ir perfectamente depilada en las zonas donde se va a realizar el tratamiento.

Keratina: Este es un procedimiento para el cabello que lo que hace es reparar y suavizar las hebras, y por ende, da un efecto de alisado. La keratina es una proteína que se encuentra en el cabello y que con el tiempo se debilita haciendo que éste se encrespe.

Manicure y pedicure con manoplas: No se trata de un manicure y pedicure convencional. Estos tratamientos se realizan con manoplas, es decir, guantes que contienen semillas de relajación, así como aromaterapia y baños de seda, con parafina. Este tratamiento no se recomienda a aquellas mujeres que sufren de dermatitis.

Mascarillas y limpiezas: Hay mascarillas de chocolate, colágeno, arcilla, vino, oro, etc., la elección del tratamiento dependerá del tipo de piel que tenga su madre, pero lo primordial es darle a la piel hidratación básica con limpieza y masaje. La limpieza retira células muertas y se utiliza vapor para abrir los poros y retirar puntos negros y espinillas. Por otro lado, la hidratación consiste en la aplicación de mascarillas, como velo de colágeno o hidrodesestresante que ayudan a aliviar la fatiga del rostro.

Microdermoabrasión: Para lograr una piel lozana y libre de impurezas se puede realizar los tratamientos como la microdermoabrasión, consisten en un pulido que elimina las capas más superficiales de la piel. Seguidamente, se introducen principios activos o nutrientes que la piel necesita para lograr una buena hidratación, una buena regeneración o bien, un mejor tono. Este es un tratamiento de mínimo seis sesiones quincenales.

Nanoplastia para el cabello: Este es un tratamiento capilar revolucionario e innovador resultado de los últimos avances en nanotecnología, que reconstruye el cabello, quita el escrespamiento, hidrata y alisa de forma natural por un período de tiempo prolongado (más de 4 meses). La nanotecnología permite que los activos naturales se depositen en forma de nanoesferas (esferas infinitamente pequeñas) que penetran en lo más profundo del cabello y depositan aminoácidos, aceites esenciales y proteínas que reparan y alisan el cabello.

Tratamiento antimanchas: Estos procedimientos brindan un cutis limpio, terso y libre de manchas. Cuando se va a optar por un tratamiento antimanchas es importante recordar que este utiliza diferentes tipos de ácidos que permiten lograr un mejor equilibrio y tono. Estos no son agresivos ni tampoco generan daños en el tejido de la piel. Los tratamientos antimanchas pueden extenderse a seis sesiones, una vez por semana o cada quince días.

Velo de brillo: Esta es una opción para tener un cabello hidratado y con brillo. Es una carga de aminoácidos que envuelven la hebra en un barniz, aportando brillo. No tiene restricciones ni cuidados adicionales.

Velo de colágeno: El velo de colágeno es un tratamiento de belleza facial indicado para todo tipo de pieles, que permite refrescarlas y regenerarlas.

Entre los beneficios del velo de colágeno se destacan la rehidratación cutánea, la estimulación de la regeneración celular, brinda mayor flexibilidad a la piel, disminuye la profundidad de las arrugas y da suavidad al rostro.

Masajes

Drenaje linfático manual: Es una modalidad de masaje que favorece el funcionamiento del sistema linfático, fundamental para el trabajo eficiente del sistema inmunológico. Se aplica mediante una serie determinada de maniobras manuales, muy suaves, basadas en un profundo estudio de la anatomía del sistema linfático. Los movimientos tienen el fin de drenar o desplazar la linfa (líquido transparente que recorre los vasos linfático) que por cualquier causa se encuentra estancada.

Digitopuntura: Esta es una técnica terapéutica de masaje que sigue principios similares a la acupuntura, con la diferencia de que emplea los pulgares, manos, dedos, y codos para aplicar presión sobre ciertos puntos del cuerpo, en vez de las agujas. Está indicada tanto para la prevención de las enfermedades como para el tratamiento de ellas. Las principales causas de consulta a un terapeuta de digitopuntura suelen ser: insomnio, contracturas, malestares digestivos, depresión, problemas en la piel y estrés.

Masaje con piedras calientes y frías: Técnicas de masaje rítmico y el poder curativo de piedras calientes se mezclan con aceites nutritivos para un efecto de rejuvenecimiento. Las piedras, calientes o frías, contienen una serie de minerales como zinc y fósforo, que trabajan en la reconstrucción de las células de la piel. Otros beneficios son: unifica, coordina e integra cuerpo y mente; además, combate el estrés, la fatiga, ayuda a dormir mejor y reduce los niveles de ansiedad.

Masaje relajante: Fija su atención en descargar la tensión acumulada, se aplica de forma lenta y con una presión firme y progresiva. Su efecto es la relajación y disminución del tono muscular, a través de los movimientos de masaje que hace la persona que lo aplica. Lo más importante a la hora de realizar este tipo de masajes es actuar sobre los puntos de tensión del receptor, realizando las maniobras en las áreas de tensión (comúnmente llamados "nudos"), que principalmente se ubican en la espalda.

Masaje terapéutico: El efecto terapéutico es una de las propiedades más importantes de las diferentes modalidades de masaje; no obstante, cuando se habla estrictamente del término masaje terapéutico, se está haciendo referencia a la modalidad de masaje destinada al tratamiento de procesos patológicos en individuos enfermos y lesionados. La técnica consistirá en una serie de maniobras dirigidas a tratar las molestias o lesiones que previamente han sido diagnosticadas.

Quiromasaje: Su significado literal es masaje con las manos, es decir, no se utiliza ningún instrumento electro mecánico. Proviene de la palabra "quiro" que en griego significa mano y masaje (amasar) que consiste en presionar, frotar o golpear rítmicamente con fines terapéuticos, deportivos, estéticos. Su principal beneficio es aliviar el dolor y revitalizar el cuerpo.

Tratamientos estéticos

Carboxiterapia: Esta es una técnica a través de la cual se aplica dióxido de carbono (CO2) justo debajo de la piel. Esta sustancia gaseosa es natural y se encuentra en nuestro organismo. Al introducirla en el cuerpo separa la piel de la grasa ayudando a moldear la figura, combatir celulitis e incluso, disminuir cicatrices y estrías. La duración de una sesión de carboxiterapia puede durar entre 30 y 60 minutos, dependiendo de qué áreas se vayan a tratar. Se pueden trabajar las zonas de los párpados, papada, brazos, abdomen, glúteos y muslos.

Enzimas bioactivas reductoras: Este es un tratamiento estético sin cirugía cuya técnica permite reducir piel de naranja, celulitis, grasa localizada y minimizar los efectos de la retención de líquidos. Es ideal para pacientes que mantienen una dieta saludable y practican deporte, pero no logran perder grasa en ciertas zonas de su cuerpo. El método de aplicación es inyectable, las enzimas bioactivas funcionan directamente sobre el sustrato, consumiendo los lípidos y logrando metabolizarlos, lo que combinado con una dieta baja en carbohidratos durante el tratamiento, logrará minimizar y eliminar los depósitos de grasa en la zona tratada.

Hidrolipoclasia ultrasónica: Es un tratamiento médico para la reducción de grasa localizada o rollitos. Permite la ruptura de las células de grasa de una forma muy rápida y mínimamente invasiva. Sus resultados pueden ser similares a los de una liposucción, solo que se necesitan varias sesiones, el número depende de la cantidad de grasa que desee disminuirse. Los efectos del tratamiento muchas veces se observan desde la primer vez; se puede realizar en abdomen, piernas, espalda, brazos, permitiéndonos moldear la figura, reducir tallas y mejorar el aspecto de la celulitis.

Mesoterapia virtual: La mesoterapia virtual es un tratamiento estético no invasivo, se utiliza la técnica de la “electroporación”, es decir, se dilata el poro de la piel para introducir nutrientes que trabajan en las capas profundas de la piel, brindando hidratación y elasticidad. Esta herramienta permite introducir a las células vitamina C, colágeno y ácido hialurónico, entre otros componentes. Este tratamiento se complementa con el uso de Luz Intensa Pulsada, ya que con esta se logra un fotorejuvenecimiento.

Sus beneficios son: combate la flacidez y el envejecimiento facial, rellena arrugas y elimina líneas de expresión. No se necesita recuperación ni cuidados post operatorios. Después de las sesiones se puede volver a retomar las actividades cotidianas.

Microaire: Este tratamiento utiliza un instrumento digital de liposucción junto con una cánula o tubo delgado y largo que se introduce en las pequeñas incisiones hechas en la piel del paciente para extraer la grasa del cuerpo. Se utiliza más en el cuello, pecho, caderas, brazos y espada. Lo anterior es posible gracias a las cánulas que tienen diferentes dimensiones. Por ejemplo: 1,8 milímetros de diámetro por lo que es menos invasivo.

Radiofrecuencia: La radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que va de adentro hacia afuera, afectando a la piel y al tejido graso subcutáneo. Este calentamiento favorece el drenaje linfático, lo cuál permitirá disminuir los líquidos y las toxinas. Asimismo, estimula la formación de nuevo colágeno y aumenta la circulación de la zona que se está tratando, de esta manera piel tendrá un mejor aspecto.

Ulthera: Es un procedimiento estético para mejorar la apariencia de la cara y el cuello. Con el método Ulthera se puede tratar problemas del rostro como: las famosas “patas de gallo”, la caída de la piel, y arrugas de todo tipo. El tratamiento es ambulatorio, no es invasivo y permite una recuperación rápida y segura. Se trata de un ultrasonido que, por medio de energía, logra tensar las estructuras profundas del rostro.

El método involucra la aplicación de ultrasonidos focalizados en el músculo, lo que produce una reafirmación gradual que estira la piel de forma progresiva. Un solo tratamiento activa el proceso de regeneración y el efecto completo se obtiene paulatinamente entre dos y tres meses.

Ultracavitación: Es un método no invasivo reconocido por sus excelentes resultados en reducción de adiposidades localizadas y celulitis. Se crean microburbujas en el tejido graso, seguido por implosión de estas, creando presión sobre las células de grasa, las cuales son liberadas al torrente sanguíneo. Esto permite que sean metabolizadas y eliminadas a través del sistema linfático y las vías urinarias.

Fuentes: Anka estética (tel.:2201 6060), Estética Rejuvenique (tel.: 2282-1663), Instituto IECSA (tel.: 2222-7675), Vela Estetics (tel.:2281-0817) y Clínica Láser 2000 (tel.: 4082-9339).