Gabriela Mayorga López.20 julio, 2015
Básicos para el baño
Básicos para el baño

Para limpiar y desinfectar la piel y los artículos de baño, hay que mantener siempre a la mano tres productos básicos, tan viejos como efectivos: bicarbonato, agua oxigenada y aceite mineral o de oliva.

Desinfecte el cepillo de dientes una vez a la semana o más seguido con agua oxigenada. Rociar un poco de este producto eliminará las bacterias de cualquier superficie que toque, no es tóxica y no afecta la piel, todo lo contrario.

El agua oxigenada es capaz de eliminar no sólo bacterias y gérmenes sino también hongos por lo que rociar la piel afectada, una o dos veces a la semana ayudará a sanarla.

Limpie heridas y blanquee los dientes también con agua oxigenada una solución de este producto disuelto en agua para hacer buches todos los días logrará desinfectar la boca funcionando como enjuague, pero además logrará una dentadura más blanca.

Básicos para el baño
Básicos para el baño

Dos veces a la semana podrá lavarse la cara con bicarbonato de sodio, un puñado pequeño funcionará como un exfoliante magnífico y logrará de inmediato mejorar la luz y la suavidad en el rostro.

En la ducha un poco de bicarbonato revuelto con aceite de oliva o aceite mineral resultará en un exfoliante suave y humectante natural para todo el cuerpo.

También lleve un poco de bicarbonato a la hora de lavarse el pelo, esto quitará restos químicos de productos para el peinado y del mismo champú, es además una buena solución para resolver temas de caspa en el cuero cabelludo.

Una gota de aceite mineral o el de oliva, logrará limpiar suciedad en oídos y otros rincones difíciles, además suavizará cerumen solidificado.

Para tratar gargantas infectadas, las gárgaras de agua con agua oxigenada o bicarbonato de sodio le ayudarán a combatir las bacterias.

Estos productos tradicionales son baratos y cumplen de manera insuperable con funciones de limpieza y desinfección, aprovéchelos siempre en el cuarto de baño.