Gabriela Mayorga López.18 agosto, 2015
El desmaquillante perfecto dependerá de la pintura que usa y el tipo de piel.
El desmaquillante perfecto dependerá de la pintura que usa y el tipo de piel.

Este derivado del petróleo tiene cientos de usos, pero algunos de ellos se transformarán en indispensables porque se ayudan a la salud y belleza.

Tiene la ventaja de ser de bajo costo, ser eficaz y libre de riesgos. Por eso la vaselina se convertirá en un gran aliado en su rutina de acicalamiento y belleza diaria.

Vaselina
Vaselina

Para humectar, curar y lucir codos y rodillas saludables, hay que aplicar vaselina. La duración de su efecto es extenso y no solo mejorará la apariencia de la piel reseca de forma inmediata, sino que además protege y sana.

Aplicándola en las cutículas, la vaselina las suaviza y las vuelve al instante mucho más manejables.

En ausencia de rimmel, o en un día sin maquillaje, aplicar un poco de vaselina en las pestañas, las hará lucir más largas y naturales. Además, funciona como desmaquillante.

En el pelo la vaselina mejorará la apariencia de un cabello maltratado o florecido aplicando una pequeña cantidad en las puntas.

En los labios las vaselina humecta y suaviza. Para usarla bien puede ser pura pero si se mezcla con un poco de chocolate, se obtendrá un brillo labial casero, efectivo y delicioso.

Vaselina
Vaselina

También, mezclando la vaselina con un poco de sal marina, tendrás un producto exfoliante de excelente calidad para usar en un baño largo una vez a la semana.

Los pies también se verán beneficiados con la vaselina, si se aplica y frota en ellos antes de dormir. Suma además un poco de vaselina para el cuidado del calzado, frotar los materiales no porosos con un poco de vaselina y agua los mantendrá protegidos y brillantes.