Brenda Alfaro.10 abril

Lo de ponerse mantequilla, Coca Cola o otro remedio ya pasó de moda. Ahora, la salud de su piel es primero. Sin embargo, sabemos los tono bronceados todavía son una aspiración cuando vamos a la playa.

Acá le aconsejamos cómo conseguir un color lindo para su piel, sin perder de vista los cuidados ante los rayos solares.

Entre los pasos imprescindibles para broncearse correctamente está preparar la piel, por ejemplo la exfoliación. Dos semanas antes de visitar la playa debemos exfoliar la piel para liberarla de las células muertas y que se encuentre preparada para recibir el sol. Es importante hacerlo con tiempo para que su piel no esté sensible y evitar la aparición de manchas.

No hay que quebrarse mucho la cabeza consiguiendo un producto muy caro ya que podemos crear uno en casa:

Opción 1: Mezcla 3 cucharadas de azúcar, el zumo de medio limón y 3 cucharadas de aceite de oliva, luego aplicar sobre la piel.

Opción 2: Mezcla 1/2 taza de azúcar blanco, 3 cucharadas de miel y 2 cucharadas de aceite de oliva o de almendras.

La alimentación previa también puede ser de gran ayuda, las verduras amarillas y verdes contienen betacaroteno lo cual permite que nuestra piel adquiera un tono bronceado más rápidamente, podemos encontrarlo en las zanahorias, lechuga romana, pimientos, espinacas, nabos

Como siguiente paso el bloqueador y bronceador, muchas mujeres creen que si aplican solo bronceador o muy poco bloqueador van a alcanzar su color deseado más rápido, pero en realidad lo único que logran con esto es poner en juego la salud de su piel. Deben aplicar primero un buen bloqueador, después al momento de elegir el bronceador puede tomarse en cuenta que tenga color y además que contenga aceite de coco u oliva, para obtener resultados más óptimos.

El tiempo es muy importante, recuerde que nuestra piel no debe estar expuesta tanto tiempo o terminaremos como un camarón y lo que buscamos es vernos doradas, no rojas. Lo ideal es no exponerse más de 30 minutos y voltearse cada 15 minutos para un efecto más parejo, además se deben evitar las horas entre el medio día y las cuatro de la tarde.

Luego de la exposición al sol pasamos a buscar una sombra en la que podamos reaplicar el bloqueador solar, tomar mucha agua y aplicar cremas hidratantes para evitar que la piel comience a resentirse. No puede olvidar aplicar un after sun para prolongar su bronceado y que la piel luzca perfecta.