Sofía Alvarado.8 abril, 2020

Un facial siempre trae consigo muchos beneficios, sin embargo, debemos de tener ciertos cuidados para evitar maltratar nuestro rostro.

Por ello, Paola Agredo, propietaria de Kalos Experience, nos comparte útiles tips acerca de cómo podemos realizar este tratamiento en casa, sin el peligro de contraer el virus:

“Es de vital importancia que tomemos en cuenta que para realizar este tipo de tratamientos de manera casera, debemos de ser sumamente cuidadosos con los productos para evitar contraer COVID-19, o lastimar nuestro rostro. Por ello, se recomienda iniciar por desinfectar el área, las manos y los implementos que vamos a utilizar, para evitar cualquier tipo de contagio”, indica Agredo.

Limpieza facial paso a paso

Implementos:

  • Una cola para el cabello.
  • Jabón o limpiador para rostro.
  • Café, azúcar y aceite de coco o miel.
  • Toalla limpia.

Paso a paso:

  1. Lavarse correctamente las manos.
  2. Realizar el exfoliante: se debe mezclar una cucharadita de café, una cucharadita de azúcar y una cucharadita de aceite de coco o miel. Mezclar en un tazón pequeño y dejar reposar cinco minutos.
  3. Recoger tu cabello hacia atrás. Utiliza algún tipo de cinta o vincha para evitar que el cabello o flequillo estorbe en el rostro.
  4. Lava tu rostro con agua tibia. Inicia limpiando con algún limpiador o jabón facial para eliminar cualquier rastro de suciedad. Si aún tiene maquillaje en el rostro, utilizar antes del segundo paso un desmaquillante y posterior realizar el lavado para evitar que se saturen los poros.
  5. Aplicar el exfoliante en el rostro de manera circular durante 2 minutos y aplicar un masaje facial.
  6. Enjuagar el rostro con agua tibia, luego lavar con el limpiador facial y secar suavemente con una toalla limpia.

“Esto ayudará a eliminar las células muertas del rostro, permitiendo tener más luminosidad”, indica la experta.

Purificar los poros

Implementos:

  • Una olla con agua.
  • Aceites esenciales o té de manzanilla.
  • Una toalla limpia.

Paso a paso:

  1. Lavarse correctamente las manos.
  2. Poner a hervir en una olla pequeña una taza de agua. Después de que hierve, agregar los aceites y té de manzanilla y dejarla reposar por dos minutos.
  3. Colocar la toalla encima de su cabeza.
  4. Con mucho cuidado, retirar la tapa de la olla y acercar el rostro hacia el vapor proveniente del agua.
  5. Dejar que el vapor entre al rostro durante no más de 30 segundos para evitar lastimarse. Hacer de tres a cuatro intervalos.

Según Agredo, este tratamiento ayuda a abrir los poros para prepararnos para una mascarilla facial, eliminando impurezas.

Mascarilla facial

Implementos:

- Para piel seca: un banano, una cucharada de miel. Machacar el banano, agregar la miel y mezclar.

- Para piel mixta: una cucharada de aloe, una cucharada de miel. Mezclar ambos ingredientes hasta que sea uniforme.

- Para piel grasa: una cucharadita de arcilla cosmética y una cucharadita de miel. Agregar agua a la arcilla cosmética, hasta que quede un tipo de masa y luego agregar miel, mezclar de manera uniforme.

Paso a paso:

  1. Lavarse correctamente las manos.
  2. Realizar la mascarilla.
  3. Aplicar la mascarilla en el rostro y dejar aplicar por 15 minutos, mínimo. Mientras se espera, se pueden colocar dos rodajas de pepino sobre los ojos para dejarlos reposar e hidratar. También se pueden utilizar dos bolsitas de té de manzanilla frías.
  4. Posterior a los 15 minutos, lavar el rostro con el limpiador facial y secar con cuidado.

“Para finalizar la rutina de belleza, es necesario que coloquemos en el rostro serum, crema hidratante y bloqueador solar, para que recibamos todos los nutrientes y protección que requerimos”, indica Agredo.