Sofía Alvarado.6 abril, 2020

El estrés, los cambios hormonales, un embarazo y la edad son factores que producen muchísimos cambios en nuestro organismo… y el cuero cabelludo no se escapa de las consecuencias.

A veces sentimos que nuestra melena ha perdido el brillo o la vitalidad y que ninguna mascarilla casera logra los resultados que anhelamos. En estos casos, lo mejor es aprovechar los avances tecnológicos.

En cuestión de semanas, los novedosos tratamientos de biotecnología capilar pueden curar o tratar muchos problemas del cuero cabelludo.

Salud y belleza

La biotecnología capilar se refiere a la aplicación tecnológica de sistemas biológicos, organismos vivos, plantas, microorganismos –o derivados de los mismos– en productos para un uso específico.

En este caso nos referimos a la aplicación de la biotecnología en la fabricación de materiales que luego son incorporados en productos –como es el caso de la queratina y el colágeno– para sanar el cabello y procurar su sano crecimiento.

Estos tratamientos se pueden llevar a cabo en cualquier momento, ya que su único fin es solventar las carencias del pelo y devolverle vitalidad.

Una solución para cada problema
  • Cabellos dañados por procesos químicos: los productos recomendados para melenas tinturadas buscan dar mejor calidad al cabello tratado, a la vez que aportan suavidad, brillo y mayor duración al tinte.
  • Caída del cabello: si su cabello tiene poco volumen o se le cae en grandes cantidades, se recomiendan los derivados de las levaduras, las cuales favorecen un mayor anclaje del bulbo al folículo y el crecimiento de pelo sano y fuerte. La incorporación de células madre vegetales a este tipo de tratamientos ayuda a la reproducción de las células del folículo piloso y, en consecuencia, mejora su capacidad de autorrenovación.
  • Caspa: hay extractos de algas que combaten la bacteria responsable de la hiperproducción de sebo y el hongo Malassezia furfur, responsable de la caspa. Así, eliminan el problema de raíz.

En el mercado costarricense se pueden encontrar productos diferentes que contienen biotecnología capilar, entre ellos:

  • Organic Way, Purifying: tratamiento para combatir la caspa en cabellos secos y oleosos. Contiene prebióticos naturales que contrarrestan los ataques de bacterias y hongos patógenos causantes de irritación y caspa. A la vez, estimulan y fortalecen o las bacterias “buenas”, esenciales para una piel sana.
  • Nashi Argan, Capixyl: contiene células madre de Buddleja davidii que nutren la restauración de la actividad de las células debilitadas del folículo, fortaleciendo la acción nutritiva y oxigenante de CapixylTM.
  • Lakme, Aura: tratamiento alisante y suavizante. Contiene ácido hialurónico producido por fermentación.
  • Sellecta, One Touch: tratamiento eliminador de frizz. Contiene vitaminas, queratina y germen de trigo.
  • Kerastase, Fibre Architecte Renovating dual Serum: suero reestructurante. Contiene minerales, los cuales producen un marco tridimensional que fortalece el cabello desde el interior; proteína, que imita la función de la queratina y reconstruye el cabello, y cerámica, que recrea el cemento intercelular, fortaleciendo la fibra capilar desde el interior.
Cambios en minutos

El tiempo estimado para darle un giro de 180° a su pelo es de tan solo 45 minutos, pues los cambios se notan desde la primera sesión. Además, los efectos son acumulativos, así que se recomienda hacer varias aplicaciones hasta solucionar completamente el problema que su cabello esté sufriendo.

Con estos tratamientos usted no tiene que tener miedo a perder la forma y el movimiento natural de su melena, ya que no alisan el pelo, sino que lo reparan.

Los compuestos derivados biotecnológicamente a través de procesos biomiméticos hacen que estos productos sean prácticamente idénticos a los organismos que tenemos los humanos, por lo que penetran profundamente la hebra y logran restaurar el cabello dañado desde la raíz.

Otra ventaja es la reducción del tiempo de aplicación, porque las moléculas diminutas son más ligeras y el cabello las absorbe con mayor rapidez. Asimismo, uno de los beneficios más grandes son la biocompatibilidad, el rendimiento superior y la disminución de efectos secundarios, como ocurre, por ejemplo, con productos para combatir la calvicie que, en muchos casos, ocasionan reacciones adversas, tales como náuseas y vómito.

Fuente: Natalia Villalobos Meneses, química industrial especializada en química de cosméticos (ecobellezasostenible@gmail.com).