Andrea González Mesén.11 septiembre

Cuando vemos fotografías de cabellos rubios hermosísimos, no podemos evitar preguntarnos cómo nos quedaría ese color. Las más animadas no lo piensan tanto y se proponen tenerlo igual. ¿Ya está decidida por un cambio? Antes de dar el paso es necesario que tenga claro lo que ese cambio significa.

Para hacer un cabello rubio, y más las ticas que tenemos las bases de cabello oscuras, necesariamente se requiere de un decolorante, que por lo general someten al cabello a su mayor potencia de estrés para retirar los pigmentos de melanina. Si se hace de la forma incorrecta puede romperse la hebra o reducir el volumen.

Esa decoloración expone completamente el cabello al realizar “como cortaduras” para lograr llegar a su ADN. De ahí la relevancia de estar seguros del profesionalismo del estilista.

Antes de iniciar se recomienda realizar un diagnóstico previo para saber si el cabello va a soportar el cambio. Consiste en una medir la porosidad, que es la capacidad de cabello de absorber la humedad, a mayor porosidad significa que más seco y más dañado se encuentra el cabello. También se estima la elasticidad, que permite saber si está saludable o no.

Este diagnóstico también define cuál es el grosor de la hebra. En un cabello fino no se puede utilizar un decolorante con revelador más de 20 volúmenes (dato técnico). Cabellos finos expuestos a revelador mayores a 30 rompen el hilo de inmediato.

Los productos básicos para darle un tratamiento adecuado al cabello son: el champú, acondicionador, tratamiento o mascarilla, crema para peinar y el protector de calor. Foto: Pexels.com
Los productos básicos para darle un tratamiento adecuado al cabello son: el champú, acondicionador, tratamiento o mascarilla, crema para peinar y el protector de calor. Foto: Pexels.com

Érika Zúñiga, experta en estética y propietaria de Importaciones Marzu, explicó que el diagnóstico no es solo estirar el cabello y moverlo. Es necesario hasta cortar algunos hilos. Además aconseja pedir la prueba de mechón, que consiste en aplicar el producto en una pequeña porción. Este paso revela la reacción del cabello a los químicos, el tono final, se identifica si hay reacción adversa, entre otros puntos.

“Una forma de identificar a un experto es con la prueba de mechón. Quien sabe de color la realiza sin necesidad de solicitarla”, detalla Zúñiga.

Para evitar que los puentes que unen todas las hebras capilares se rompan la experta aconseja utilizar un restaurador químico que proteja los enlaces de aminoácidos del cabello, que no es lo mismo que los restauradores cosméticos.

Si el cabello ya tiene químico –ya tiene un historial– es importante que su estilista conozca de esos antecedentes. El cabello que no tiene procesos químicos aclara más rápido y se pueden llegar a mejores resultados.

Retirar el rubio no es fácil por la decoloración. Por eso asegúrese de que el tono va con su piel, personalidad, estilo de vida… Las rubias totales o con tonos muy claros deben aprender a llevar un maquillaje acorde a su nuevo tono, para evitar las transparencias en el rostro.

Las tendencia en rubios es combinar luces y sombras. para evitar resultados planos.

Factores a tomar en cuenta

-Tener el cabello rubio es más costoso a nivel de inversión que un cabello de color normal, principalmente por el mantenimiento que requiere. Deben visitar el salón al menos una vez al mes.

-Requiere de mantenimiento en casa. Prefiera un champú de uso profesional y específico para cabello rubio que contenga ceramidas, un aminoácido que se pierde al decolorar.

- Aplique una mascarilla una vez a la semana para no perder el nivel de suavidad y humectación.

- Las piscinas y el agua de mar degradan y oxidan el color. El cloro de las piscinas interfiere en el rubio del cabello y lo vuelve verde o naranja. Al estar el cabello decolorado tiene menor resistencia a mantener el color.

- Los cabellos largos, los que están expuestos a geles o se usan amarrados pueden llegar a romperse debido a que la hebra está muy delgada.

- Proteja su cabello del sol. Es como la piel, si se expone al sol la piel se reseca y se mancha. Lo mismo sucede con el pelo. Prefiera un protector térmico con factor de protección solar.

- No abuse de las planchas.