Silvia Ojanguren, GDA .28 abril

Es probable que cuando el aislamiento por la pandemia Covid-19 termine y los consumidores puedan lanzarse nuevamente a las tiendas a comprar, buscarán algo concreto, en el caso de las mujeres es posible que sea un lápiz labial.

Esta reacción femenina es llamada “efecto pintalabios”, comportamiento que expertos en consumo y en psicología de mercado han detectado desde hace tiempo.

Dato curioso: en estas semanas, en Estados Unidos, las ventas de cortapelos aumentaron 166% y los tintes para el cabello se incrementaron 23%.
Historia de “efecto lipstick”

Leonard Lauder, presidente de la compañía Estée Lauder, lo bautizó como “efecto pintalabios” en 2001, tiempos de crisis y ajustes económicos, porque las ventas de labiales resistían los problemas e incluso subían.

Los expertos dicen que esto ocurría porque los labiales eran un lujo accesible. Para el doctor Jorge Palacios, investigador de la Universidad del Valle de México “ante la contingencia en la que nos encontramos, es vital comprender la función que representan las emociones y cómo se expresan ante determinadas circunstancias”.

En su opinión, tradicionalmente con las compras se expresan sentimientos de alegría, felicidad y satisfacción. “En situaciones como la pandemia, se manifiestan estados emocionales negativos, como nerviosismo, ansiedad o estrés, que derivan del sistema de pérdida del cerebro, lo que da como resultado una sensación de carencia o escasez. Por lo que surge un impulso a realizar compras desmedidas, compras de pánico como las observadas recientemente en varias tiendas comerciales, por lo que un consumidor se encuentra con una repentina, fuerte y persistente necesidad de comprar algo de forma inmediata".

La mente y las compras

El doctor Josman Espinosa, investigador de Tiempo Completo en la Escuela de Psicología de la CETYS Universidad Campus Mexicali, menciona: “Son conductas irracionales, como las compras de pánico de insumos higiénicos”.

Rosa María Sánchez Maldonado integrante de la Cámara Nacional de la Industria de Productos Cosméticos comenta: “El mercado se ha ampliado considerando a los cosméticos, no sólo como un producto más, sino como una herramienta de la que podemos disponer para cuidarnos, prevenir afectaciones a la salud”.