Mónica Morales.25 mayo
  • Recuerde que la exposición al sol sin ninguna protección produce manchas en la piel y envejecimiento, además aumenta el riesgo de desarrollar cáncer en este órgano. 
  • La frecuencia de aplicación del bloqueador depende de varios aspectos, entre ellos, el tipo de piel, quienes tienen pieles más claras requieren reaplicar el producto con mayor constancia que aquellas con pieles más oscuras. 
  • Otros factores a considerar son la edad, si hay antecedentes de cáncer de piel y el tiempo de exposición a la radiación solar y al agua, así como los niveles de sudoración de la persona.
  • Si se tiene exposición directa al sol, los expertos recomiendan reaplicar cada dos horas el bloqueador. Si la sudoración es intensa, sugieren que se haga al menos cada hora.
  • El bloqueador en crema debe aplicarse entre 20 y 30 minutos antes de la exposición al sol o a la luz que emite la computadora, para que sus compuestos actúen en la piel y cumplan con su cometido de protección.
  • Si se está expuesto por largos periodos a computadoras o dispositivos electrónicos, es importante reaplicar el bloqueador por lo menos cada tres horas. 
  • Los productos que ofrecen un Factor de Protección Solar (FPS) igual o superior a 30, son los más recomendados para proteger la piel contra la radiación ultravioleta.

Fuente: DermatALLogy Costa Rica