María Fernanda Salas.3 marzo

A medida que envejecemos, nuestro cuerpo ya no produce la misma cantidad de hormonas que antes. Sin embargo, este proceso natural se puede ver exacerbado por el cortisol: la hormona del estrés.

Nuestro trabajo, el tráfico, los problemas familiares y el paso acelerado de nuestra vida en general contribuyen al aumento del cortisol que su vez disminuye la producción de hormonas que nos mantienen jóvenes. En otras palabras: el estrés nos envejece.

Según el doctor Alan Inman, quien se especializa en tratamiento de reemplazo de hormonas, la juventud se debe trabajar desde lo interno de nuestro cuerpo. Cabe destacar que el doctor enfatiza que antes de estos procedimientos es necesario hacer exámenes de sangre para poder verificar si los niveles de estas hormonas se encuentran por debajo de lo que es deseable.

Además, los tratamientos de reemplazo de hormonas requiere un alto nivel de compromiso, ya que la persona usuaria debe aplicárselo todos los días en casa, ya sea con aguja de diabetes o con su versión en crema que es un poco más costosa. Asimismo, los resultados no son inmediatos; demoran entre 4 y 6 meses en ser aparentes. Sin embargo, el Dr. Inman asegura que el nivel de satisfacción de sus clientes es sumamente alto.

Eso sí, hay que tomar en consideración las contraindicaciones. No se debe dejar de lado que este tipo de terapias hormonales no son para cualquier persona. En particular, no se debe considerar si ha padecido de cáncer o problemas de riñón, hígado o corazón.

Y, reiteramos, ninguno de estos tratamientos se debería realizar antes de haber completado exámenes para poder comprobar los niveles de hormonas actuales ni antes de alcanzar las edades mínimas recomendadas.

Tratamiento de testosterona

Se recomienda para personas mayores de 25 años. Es tanto para hombres y para mujeres pero se debe variar la dosis dependiendo del caso. Entre sus beneficios principales está el aumento de la masa muscular y una disminución significativa en el porcentaje de grasa. Además, mejora el sueño y aumenta el livido. En los hombres puede contribuir a curar la disfunción eréctil.

Sin embargo, a dosis muy altas puede causar acné y caída del cabello. Es importante comunicar cualquier efecto secundario indeseable que se presente para poder corregir la dosis de manera expedita.

Progesterona y estrógeno

Aunque estas hormonas se adquieren por separado, ambas son recomendadas para mujeres menopáusicas o premenopáusicas. Esto es con el fin de abastecer al cuerpo de las hormonas que naturalmente producía a niveles más altos antes de este cambio.

Uno de los mayores beneficios de la progesterona es que ayuda a lubricar la vagina. El único cuidado que se debe tener es hacer ejercicio y mantener una alimentación saludable para evitar que la hormona genere un aumento de peso indeseado.

Hormona del crecimiento

Este tratamiento es para personas que superen los 55 años. Entre sus beneficios está que le da a la piel un aspecto más joven y le devuelve el grosor que tenía en años anteriores. Además, puede restablecer la vitalidad y ayuda a regenerar los órganos que se han deteriorado con la edad. Por último, puede ayudar a recuperar la densidad de los huesos. No obstante, es sumamente importante recalcar que este tipo de terapia hormonal puede despertar un cáncer latente que ya estaba en el organismo.

La belleza en la propia sangre

¿Sabía que la sangre contiene plasma rico en fibrina? Esta es una sustancia que brinda lozanía. Existe un procedimiento en el cual se extrae su propia sangre y luego se manipula en un laboratorio para aislar el plasma. Finalmente, el plasma se pasa a otra máquina llamada Pistola de Mesoterapia Avanzada, la cual cuenta con nueve micro agujas que depositan el plasma en el área que se desea tratar, por ejemplo, los glúteos, las piernas o el rostro.

Su beneficio principal es que ayuda a rellenar la piel y así reducir la apariencia de las imperfecciones. En particular, mejora drásticamente la apariencia de la celulitis, las arrugas y las cicatrices del acné, ya que le dan al área deseada una apariencia más lisa.