Andrea González Mesén.Hace 6 días

Cuando el cabello se daña, repararlo no es tan sencillo como aplicar un par de ampollas. El trabajo de recuperación debe ser intenso y para entender cómo funciona este producto debemos explicar un poco a detalle qué es lo que sucede en cada hebra.

Resulta que el cabello tiene tres partes: la cutícula, lo que uno toca; la corteza, una segunda capa protectora; y dentro está la médula, donde se guarda la información genética.

Tratamiento para el cabello dañado.
Tratamiento para el cabello dañado.

Cada hilo se compone de proteínas y lípidos. La proteína más importante que tiene es la keratina, la que amarra el cabello para que no se rompa ni se caiga.

Esta keratina la conforman 19 cadenas de aminoácidos que le dan vida, resistencia y nutrición. Los aminoácidos se unen por enlaces que se abren cuando un químico externo los toca, como el decolorante.

“Ellos se abren, reciben y se vuelven a cerrar. Pero con los químicos mal utilizados se abren y se rompen”, explica Érika Zúñiga, experta en coloración de cabello y propietaria de Importaciones Marzú.

La solución cuando estos enlaces se rompen, además de cortar, es aplicar Olaplex, un restaurador químico que logra llegar a la médula de la hebra para ayudar a reproducir y reconectar aquellos enlaces rotos y los protege de nuevos agentes externos.

Solo un químico puede llegar a la médula, por eso el decolorante es un químico que arranca el color, el tinte utiliza el químico del amoniaco para volver a introducir color.

En el mercado existen varios productos con la terminación plex que continúan siendo cosméticos, es decir, que trabajan en la parte externa.

Fuente: Importaciones Marzu. (tel.: 2293-0839).