Mónica Morales.12 mayo

Cuando abunda la juventud las líneas de expresión no son un tema importante, pero más o menos a los 25 años cuando el “señor colágeno” decide hacer una salida paulatina de nuestras vidas, con una pérdida en promedio del 1,5% cada año, vemos cómo esas líneas se acentúan poco a poco y el rostro comienza a perder su frescura.

¿Nervios, alarma? No se preocupe, más bien lo contrario, esto se soluciona con relajación. “La manera de atacar las arrugas es con la toxina botulínica, una proteína que relaja los músculos faciales y detiene por un tiempo la producción del neurotransmisor responsable del impulso nervioso que origina la contracción muscular”, explica el Dr. Paulo Castro Gamboa, Director Médico de Clínica Vitality, quien es Máster en Estética. Es decir, al aplicar esta toxina se pueden atenuar las arrugas que aparecen en el entrecejo, las conocidas "patas de gallo" y los surcos faciales, entre otros enemigos de un semblante terso.

La toxina botulínica es tan efectiva que también se utiliza para tratar ciertos espasmos musculares como contracciones en cara o párpados, trastornos del movimiento ocular, bruxismo, migrañas y los dolores de cabeza asociados al bruxismo.

Cuando se utiliza para reducir las arrugas, la toxina botulínica presenta resultados en plazos de 3 a 6 días después y permanece de 4 a 5 meses. De aplicarse, se recomienda que en las primeras 48 horas el paciente realice algunos movimientos faciales para ayudar a que la toxina tenga un mejor efecto. Por lo demás, se puede continuar con las actividades cotidianas normales, explica el Dr. Paulo Castro Gamboa de Clínica Vitality; quien también señaló que la única contraindicación es su aplicación en mujeres embarazadas o personas que hayan presentado una reacción alérgica a este tipo de toxina.

La toxina botulínica no requiere anestesia y se realiza en sesiones breves de 20 a 30 minutos en las que se aplican pequeñas inyecciones subcutáneas en las áreas de tratamiento, específicamente en el sitio donde se originan las arrugas.

Como explica el Dr. Castro, estas inyecciones deben ser aplicadas por un profesional capacitado.

Fiesta antiarrugas

Durante el mes de mayo, la Clínica Vitality, ubicada en Barrio Escalante, realizará la “Fiesta Antiarrugas”, una promoción para las personas que deseen realizarse este tratamiento. Pese a que el costo regular de la toxina botulínica es de $445 por persona, durante esta “fiesta” el precio de aplicarla en el rostro completo, más un mini facial hidratante y un tratamiento láser facial, queda en solo $240 por persona.

Para más información y conocer las otras promociones puede comunicarse al 2225-0767.