Sofía Alvarado.6 abril

Las pieles reaccionan de formas diversas ante los rayos solares, por lo que cada una precisa un factor de protección distinto. Las de tonalidad pálida necesitan un factor más alto que las oscuras y deben exponerse al sol durante menos tiempo.

El uso del bloqueador hoy en día es indispensable, especialmente por su papel en la prevención del cáncer de piel. En general, las pieles se clasifican en seis tipos; para cada una de ellas existe una protección específica, por lo que es de suma importancia conocer cuál es la nuestra para utilizar el protector solar con el factor correcto.

Proteger la piel no solo previene manchas y el envejecimiento prematuro, sino que puede evitar lesiones graves como el cáncer. Al comprar un protector solar, verifique que sea resistente al agua y que proteja tanto de los rayos UVA como de los UVB para una protección completa.
Tipo de piel Factor
Tipo 1:Piel sumamente clara, ojos azules, pelirroja, y con pecas. Siempre se queman. Factor 50
Tipo 2: Piel clara, cabello rubio o pelirrojo con pecas. Se queman con frecuencia. Factor 30
Tipo 3: Piel blanca con moderación y pigmentación. Factor 15 como mínimo
Tipo 4: Piel blanca o ligeramente oscura, cabello y ojos castaños, o bien negros. Se pigmenta fácilmente y de forma rápida. Apenas se queman. Factor entre 8 y 10
Tipo 5: Piel oscura. Se queman rara vez y se broncea con rapidez e intensidad. Protección moderada mínima. Factor entre 6 y 8
Tipo 6: Piel negra. No se queman nunca, y se broncean inmediatamente. Factor entre 4 y 6

Mitos y verdades del bloqueador solar

  • No necesito protección extra; mi maquillaje contiene protector solar

Aunque su base o polvo compacto tengan algo de protección, no es lo mismo que aplicar un protector, dado que este sí es absorbido por la piel y fue creado con el fin específico de protegerla de los rayos UV. Los dermatólogos recomiendan aplicar protector unos 15 minutos antes de maquillarse y que luego proceda con su rutina.

  • Una piel de tonalidad oscura no necesita tanta protección

Todas las pieles necesitan protección; sin embargo, es cierto que las pieles más oscuras tienen más melanina que las claras, así que están naturalmente más protegidas contra las quemaduras. No obstante, es importante recalcar que ese extra de melanina no protege contra los rayos UV, que son los que causan envejecimiento prematuro y hasta cáncer.

  • ¡Es mejor no utilizar bloqueador solar para broncearse!

¡Falso! Puede obtener un lindo bronceado y a la vez proteger su piel contra los temidos rayos ultravioleta, pero debe tener paciencia y estar consciente de su tono natural. Quienes no se aplican protección solar o, peor aún, utilizan aceites para acelerar el proceso de bronceado, terminan quemándose, lo que es totalmente distinto y muy dañino.

  • Hay que ponerse el protector media hora antes de llegar a la playa

El protector solar comienza a hacer efecto inmediatamente y con mayor efectividad a partir de los 10 minutos de su aplicación.

  • Solamente debe aplicarse una vez al día

El protector solar se debe aplicar al menos cada dos horas. También se debe reaplicar al salir del mar o la piscina y después de hacer ejercicio y sudar.

  • Los bloqueadores solares para niños protegen más

Los bloqueadores solares contienen básicamente los mismos ingredientes activos, ya sean para niños o adultos. La única diferencia es que la piel de los niños suele ser más sensible, por lo que algunas versiones suelen tener menos sustancias químicas.

Fuente: Dra. Ileana Alfaro, dermatóloga