Mónica Morales.19 noviembre, 2019

1. Leer una novela erótica. Queremos recomendarle un libro infaltable en su bibliteca: “La vida sexual de Catherine M.”. La escritora Catherine Millet decidió explicar su intensa y tumultuosa vida sexual con una crudeza y una claridad absolutamente inesperadas. El resultado es, sin duda, uno de los libros más audaces y sorprendentes de la tradición erótica.

2. Usar condones con texturas. Es uno de los métodos más efectivos para evitar un embarazo y protegerse contra enfermedades de transición sexual, pero no tiene por qué ser aburrido. ¿Qué tal si prueba nuevas texturas en los condones? Los hay que estrías y puntitos, y cambiarán las sensaciones durante el encuentro íntimo.

3. Probar un anillo vibrador. Son accesibles (se consiguen en los supermercados), discretos y llenará de sensaciones tanto al hombre como a la mujer. Están diseñados para colocarse en el pene y estimular el clítoris de la mujer durante la penetración; sin embargo, en ausencia de un miembro masculino, puede utilizar su propio dedo para disfrutar de la estimulación.

4. Incorporar un gel lubricante durante su momento íntimo. Es cierto que los lubricantes facilitan la penetración, pero quedarse solo en eso sería desperdiciar la creatividad. Aprovechar la textura para dar o recibir un masaje es uno de los actos imprescindibles para sacarle el jugo a los lubricantes. También le recomendamos probar los que tiene sabores para darle nuevas sensaciones al sexo oral.

5. Masturbarse. Es relajante, estimula la circulación, nos ayuda a segregar hormonas para estar felices y es la mejor manera de conocer nuestro propio cuerpo. Que no llegue el 2020 sin que haya disfrutado en soledad. Es más, que no llegue mañana.

6. Escribir una fantasía sexual. Estimule su mente y la mejor manera de hacerlo es sentándose a escribir su mayor fantasía sexual como si fuera una guionista de una película XXX. Escribir es la mejor manera para concentrarse sin permitir que la mente la traicione y termine pensando en las tareas pendientes del trabajo. Este es un ejercicio para usted misma, no debe publicarlo en ningún lado… a menos que el resultado sea tan bueno, que usted considere que deba ponerlo a concursar por el próximo nobel de literatura.

7. Utilizar su lencería más sexy para un día común. La ropa interior tiene la capacidad de hacernos sentir poderosas. Use esa tanga que bien le hace resaltar sus nalgas o ese brasier sexy que se ajusta a la perfección a su busto. Hágalo para usted misma, para sentirse pícara en su día a día, no es necesario esperar a tener una cita romántica para ser sexy.

8. Dígale una fantasía a su pareja. Un reto para lo que queda del año es contarnos las fantasías mutuamente y dejarle de tarea al otro cumplirlas.

9. Exploren sus sentidos. Tápele los ojos a su pareja y busque la manera de incitar el gusto, el tacto y el olfato, con diversas texturas, comidas y olores agradables. Poror cada uno que la pareja acierte tiene un premio: puede ser un beso, una foto sexy, un masaje, una caricia.

10. Regalo de navidad. De regalo navideño, pida a su pareja algún objeto sexy (ropa interior o algún juguete sexual) y úselo antes del 31 de diciembre.

11. Tomar la iniciativa. Le proponemos que sea usted la que incite la relación sexual. Envíe un mensaje erótico a su pareja durante el día y espérelo en la noche con una lencería sensual.

12. Asista a una clase de pole dance. A través de este retador ejercicio estará más consciente de su cuerpo y aflorará la sensualidad. Además, es una excelente manera de mantenerse en forma.

13. Ir a un sex shop. Lo ideal es que compre un detallito para disfrutar con su pareja o con usted misma. Sin embargo, el solo hecho de ingresar a un sex shop ya ayuda a romper estigmas mentales. Vaya, conozca y antójese. Si no compra esta vez, lo hará en la próxima.

14. Tener un encuentro íntimo con un vibrador. La tecnología a avanzado enormemente, ¿por qué no aprovecharla? En su visita en el sex shop habrá notado la gran variedad de opciones, tamaños y hasta colores que hay. Elija con qué se quiere divertir de ahora en adelante.

15. Experimentar una nueva postura. La versión original del kamasutra tiene 64 posturas, ¿entonces por qué usar siempre la misma? Pruebe al menos una diferente (aunque ojalá sean más) antes del 2020.

16. Dar o recibir (o ambas) un masaje erótico. Ponga una vela aromática, baje la intensidad de las luces, utilicen un aceite corporal y dedíquense a explorar el cuerpo del otro.

17. Hacer una escapada romántica. Si tienen hijos, pídanle a la tía o a la abuela que se los cuiden por una noche y ustedes hagan planes para salir de la rutina. Vayan a cenar, salgan a bailar o reserven una habitación en un hotel de montaña.

18. Comida afrodisíaca. Vayan a un restaurante y pidan coctel de camarones, un pescado con vegetales y un postre de uchuvas. Luego, en la intimidad, rematen con una copa de vino y crema chantilly sobre las zonas erógenas. ¡Provecho!

19. Juego de roles. Se vale de todo, no solo disfrazarse de maestra o de bombero sino también ir a un lugar donde tengan que actuar. Eso sí, tómenselo en serio, métanse en el papel.

20. Hacer el amor en una nueva locación. Ok, la cama es muy cómoda para hacer el amor, pero se puede tornar aburrida. Les damos alternativas para explorar y combinar el sexo con la adrenalina: el carro, la sala, la cocina, la oficina, un baño público o una playa desolada. ¿Cuál probarán antes del 2020?

Fuente: Marianela Arias Lamiq, sexóloga.