Andrea González Mesén.8 marzo

Las mujeres que bajaron de peso con una dieta cetogénica bajo control médico y apoyo integral aumentaron la excitación, lubricación y orgasmos, así lo afirma un estudio publicado por la revista científica Nutrients.

Los resultados del estudio revelaron que las mujeres que seguían una dieta cetogénica (baja en carbohidratos y calorías) presentaron mejoras significativas en su actividad y función sexual, especialmente en las primeras semanas de tratamiento y al final de este.

El estudio indica que la dieta cetogénica, desarrollada bajo control médico y apoyo integral, no solo produce una rápida y eficaz pérdida de peso, sino que también reduce la ansiedad por comer o beber alcohol y mejora aspectos como la actividad física, la calidad del sueño, aumentando el bienestar psicológico y la calidad de vida de los pacientes en tratamiento.

Johanna Arias, médico general y prescriptora del Método Pronokal, un tratamiento para la pérdida de peso, que se desarrolla a través de una metodología multidisciplinar, que aprovecha los beneficios de la cetosis, asegura que esos cambios en el deseo sexual responden en gran medida la percepción de la imagen.

Una dieta equilibrada ayuda a mejorar el apetito sexual.
Una dieta equilibrada ayuda a mejorar el apetito sexual.

“La disfunción sexual muchas veces se relaciona con una percepción negativa de la apariencia física, insatisfacción y hasta síntomas depresivos, especialmente en las mujeres. Por eso es lógico pensar que las mejoras en la composición corporal y la imagen que se consiguen al bajar de peso contribuyen a mejorar la actividad sexual de las mujeres con obesidad”, comentó.

El estudio realizó una batería de pruebas psicológicas en veinte pacientes obesos durante el transcurso de una dieta cetogénica de cuatro meses.

Los involucrados perdieron cerca de 7,7 unidades de Índice de Masa Corporal y 18 kilogramos de masa grasa. Además se asociaron con una disminución de la ansiedad, mayor actividad física, disminución de la somnolencia y en las mujeres la mejora en el deseo sexual.

En general, estos resultados también se tradujeron en una mejora notable en la calidad de vida de los pacientes obesos tratados. Por lo tanto, la pérdida rápida y sostenida de peso y masa grasa inducida por la dieta cetogénica se asocia con un buen control de los alimentos y mejoras en los parámetros de bienestar psicológico de personas obesas, lo que podría contribuir al éxito a largo plazo de esta terapia, argumenta el estudio.

Arias aclara que las mujeres con sobrepeso no deben de ver con normalidad la disfunción sexual. “Es necesario que visiten un médico para revelar qué problemas hay detrás de la falta de apetito sexual, la imposibilidad de llegar al orgasmo o la lubricación y le puede recomendar un tratamiento que le ayude a bajar de peso de manera saludable y también resuelva el problema sexual”, comentó la doctora.

Según publicó el diario ABC de España, el sobrepeso se asocia con la disminución de las relaciones sexuales, debido a la falta de agilidad, el sueño generado por las grandes digestiones y los complejos físicos.

Ata Pouramini, experto en nutrición y autor de “Tú eres tu medicina”, comentó a ese diario que comer mucho antes de practicar sexo nos lleva a “hincharnos” y aumenta nuestra nivel de gas en el cuerpo, y a cierta edad los inconvenientes físicos y mentales cohíben la atracción sexual.

Una pérdida de peso descontrolada, el desequilibrio nutricional, como la ausencia absoluta de proteínas de una conocida y cuestionada dieta, por ejemplo, conduce a la tristeza, la depresión, a una bajada de endorfinas y serotonina y a la pérdida no regulada de estrógenos y testosterona, las hormonas que inciden en la sexualidad.