GDA .29 junio

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expone que la salud sexual es un estado de bienestar físico, mental y social. Sin embargo, problemas en los hombres como la disfunción eréctil pueden dar un giro negativo a este estado de plenitud.

El urólogo José Ardón señaló en el marco del quinto encuentro de periodistas de Salud en Costa Rica: Foro Educativo Sci Pfizer, que es importante que el paciente que lo sufre reconozca que tiene una enfermedad. “El tabú es un problema de los latinos, pues son pocos los hombres que van por sí mismos a pasar consulta. Muchas veces deben ir apalancados por sus parejas sexuales. Es increíble que casi 18 años después del lanzamiento de viagra esto sigue siendo un tema tabú”, expresó.

Según datos de Mayo Clinic, la disfunción eréctil o la incapacidad de lograr una erección o de mantenerla con la suficiente firmeza para tener una relación sexual incluso puede ser una señal temprana de alerta de problemas cardíacos actuales o futuros. Dato que el doctor Ardón respalda: “hay una correlación directa entre la disfunción eréctil y problema de infartos y derrames. No tiene nada que ver con la medicación, únicamente de la enfermedad”, apunta.

Asimismo, el doctor expresó la importancia que así como se busca ayuda para su presión arterial alta, es importante que se busque ayuda ante una disfunción eréctil, dado que esto incluso puede ayudar a erradicar problemas mayores. “Los pacientes con diabetes, hipertensión arterial, dislipidemia (colesterol alto), problemas de crecimiento prostático y depresión, son los más vulnerables a padecer esta enfermedad”, señaló el médico.

Ardón asegura con la frase “el sexo no tiene edad” que nunca es tarde para buscar ayuda. Es decir, hombres mayores de 80 años se pueden ver beneficiados con los tratamientos actuales. Además, expresó que el apoyo de la pareja es esencial en el manejo de la enfermedad. “Muchas mujeres piensan que sus parejas ya no las quieren cuando no hay reacción; sin embargo, la pareja debe entender que él necesitará ayuda para su respuesta sexual. Y posterior a ello podrán programar su vida sexual y determinar momentos. Claro, no se tendrá la espontaneidad de los 18 años, pero la satisfacción es la misma”, recalcó.

Sin embargo, el doctor enfatizó que en el caso de pacientes diabéticos el problema no se diluirá solo con tomar medicamentos. “El paciente debe mantener una condición física adecuada por medio de la buena alimentación y el ejercicio”, afirmó.

Posibles causas

El especialista señala que existen diversas causas de este padecimiento. Como ya se mencionó con anterioridad puede ser gracias a problemas vasculares. Sin embargo, problemas físicos irreversibles y psicológicos destacan. “Hay gente que tiene problemas físicos de fondo o problemas irreversibles, como: trastornos en las venas, incluso se pueden ver casos de pacientes que tuvieron lesiones en la zona. Pero, por medio de la medicación mejora su desempeño sexual, pero no se puede llevar a la plenitud”, dijo.

Además, el especialista señala que existen problemas emocionales o psicológicos. “Este diagnóstico se da cuando los pacientes que no logran tener erecciones, físicamente no se les encuentra ningún problema. Quizá tuvieron una mala experiencia”, dijo Ardón.

¿Existe cura? El especialista responde que todo depende de la causa. Es decir, si su disfunción eréctil se debe a algo emocional, probablemente sus posibilidades de mejorar son mayores. Sin embargo, si todo se deriva de la diabetes o hipertensión, el cuadro es más complicado.