Andrea González Mesén.4 mayo

Sentirse insegura por el aspecto de su vagina o de su vulva –al punto de no desear tener relaciones sexuales con la luz encendida o ni siquiera pensar en la idea de sexo oral– es más común de lo que podría imaginar.

El prejuicio por cómo debe verse esta parte del cuerpo viene de la imagen irreal a la que hemos estado expuestos desde nuestra niñez a través de libros de texto con imágenes de vaginas “perfectas o normales” y al poco conocimiento de cómo lucen otras vulvas.

Conforme pasa el tiempo, este temor aparece a edades cada vez más tempranas. Al menos así lo afirmó la investigadora de salud de la Universidad de Melbourne en Australia, Emma Barnard, quien entrevistó a mujeres para entender el deseo –incluso en niñas tan jóvenes como de 11 años– de realizarse cirugías estéticas genitales.

Barnard dice que gran parte de la ansiedad se debe a la poca idea que tienen las mujeres sobre el amplio rango de lo “normal”. La inseguridad se aviva aún más por el inicio de la pubertad y las aspiraciones de relaciones íntimas con alguien que vaya a ver sus genitales.

“Algunos me dijeron que nunca habían visto cómo se veían otros genitales y que era poco probable que hubieran visto imágenes realistas. Las imágenes de los libros de texto y las revistas están estilizadas o retocadas, y existe una verdadera falta de comprensión sobre el rango real de la diversidad genital", dijo Barnard en un artículo de la Universidad de Melbourne.

Antes de continuar, debemos aprender dos términos muy básicos. Por una parte, la vulva es la parte externa y visible de sus genitales: labios, clítoris, abertura vaginal y la abertura hacia su uretra (el agujero por el que orinamos). Por la otra, la vagina es el interior: el tubo elástico que conecta la vulva con el cuello uterino y el útero.

Lo cierto en todo esto es que no existe una vulva “normal” ni estándar alguno; aquí no cabe la palabra perfección.

Las vaginas y las vulvas son tan únicas como los rostros... o aún más. Todas tienen las mismas partes, pero la apariencia de cada persona es diferente, afirman en la clínica de salud reproductiva Planned Parenthood Federation of America.

Los labios (externos e internos) vienen en todas las formas y tamaños. Las personas pueden tener labios colgantes, labios hinchados o labios apenas visibles. Los labios internos de algunas personas sobresalen de sus labios externos, y otras tienen labios internos que están más escondidos.

Algunas tienen aberturas vaginales anchas, mientras que en otras mujeres son más pequeñas. El clítoris puede ser grande o pequeño y puede sobresalir o esconderse debajo de la capucha del clítoris.

Es totalmente común que su vulva sea asimétrica (cuando un lado se ve diferente al otro) o que tenga un color distinto al resto de su cuerpo. Las vulvas vienen en un arcoíris entero de colores de piel, de marrón oscuro a púrpura y café a rosado claro, con muchas texturas, tipos y cantidades diferentes de vello púbico.

Es prácticamente inútil intentar encaja en alguna categoría. Anne Kreklau, autora del estudio Mediciones normales de la vulva, realizado en Hospital Cantonal de Lucerna en Suiza, concluyó que el rango de las dimensiones de las vulvas es extremadamente amplio.

El estudio consideró a mujeres de entre los 15 y los 84 años de edad. Se tomaron medidas del tamaño y la distancia de las principales estructuras genitales. Encontraron diferencias, por ejemplo, en los labios mayores, de hasta 170 milímetros.

Autoconocimiento

Animarnos a conocer nuestra vulva, sin complejo alguno, nos ayudará a aceptar nuestro cuerpo. Es algo así como cultivar amor por nuestros propios genitales.

Una manera fácil de descubrir nuestra propia vulva es mirarla en un espejo de mano. Conéctese con ella en posiciones en las que quizá no está acostumbrada.

Entrar en confianza con su vulva también le ayudará a identificar posibles cambios a lo largo de su vida.

Explórela con la vista, el tacto y hasta el olfato; esto le permitirá reaccionar con facilidad en caso de algún cambio que requiera atención médica y desarrollar autoconfianza y seguridad para disfrutar plenamente los encuentros sexuales.

The vulva Gallery es un sitio web muy amigable donde puede ver la gran variedad de vulvas y aprender mucho más sobre ellas.

Deje a un lado la idea de perfección. Anímese a explorar su vulva, ¡hoy puede ser un excelente día para iniciar!