Mónica Morales.26 septiembre

¿Ya su hijo/hija empieza a ver al sexo opuesto con otros ojos? ¿Ya los permisos no son para salir a jugar con los amigos sino más bien para compartir un rato con alguna chica o chuco? ¿Ya usted empezó a sentir que la cosa va por otro camino?

Bueno… sino lo ha hecho antes, hágalo ahora: es tiempo conversar sobre sexo. El médico Agnaldo Silva Filho asegura que cuando en las mujeres llega la primera menstruación es un excelente momento para llevar a la hija al ginecólogo y aclarar aquellas dudas sobre lo que es normal y no en un ciclo menstrual (¿es común el dolor?, ¿es normal el flujo vaginal?, ¿cuánto sangrado es normal?, ¿qué cambia en el cuerpo?, ¿qué cuidados debe tener desde ahora?, etc.)

En los hombres no hay un episodio tan evidente –como la menstruación– que llame la atención de los padres o adultos responsables de que esta charla debe ocurrir, pero nunca es un mal momento para brindar información veraz. Además, hay una norma: cuando ellos preguntan es porque están preparados para escuchar respuestas. Nunca evada la oportunidad de educar a sus hijos.

¿Cómo puedo empezar a hablar con mis hijos/hijas sobre sexualidad? Por más intimidador, amenazante o difícil que suene, hablar con ellos sobre sexualidad puede resultar relativamente sencillo si se tiene en cuenta de que no se trata de impartirles una clase de educación sexual o temer de que si se les habla de esto es como abrirles la puerta para que salgan corriendo a tener relaciones.

El primer paso es haber construido con ellos una relación cercana y que sepan que pueden hablar con usted de cualquier cosa de forma abierta y directa. Lo segundo, es tener espacios en familia o de padres a hijos en los que se generen conversaciones generales casuales.

A continuación le ofrecemos algunos consejos simples para abordar la conversación con su hijo o hija:

  • Sepa puntualmente cuáles aspectos del tema de sexualidad quiere conversar con su hijo o hija.
  • Prepárese en relación con estos temas.
  • Acérquese a su hijo o hija de manera natural, como cuando inician una conversación de cualquier otro tema de manera que ambos se sientan cómodos.
  • Probablemente su hijo o hija se sienta nervioso cuando se inicie la conversación; indíquele que es natural sentir nervios o vergüenza, pero que es bueno que puedan hablar el tema.
  • Busque el momento adecuado. Es importante que no haya restricciones de tiempo cuando van a hablar y asegúrese de que tanto usted como su hijo o hija no tienen que salir corriendo al trabajo o algún otro compromiso.
  • El lugar es muy importante, busque un lugar íntimo, donde estén cómodos; la casa puede ser una buena alternativa pero también podría ser un café en un momento donde no haya mucha gente.
  • No saque a relucir temas que vayan a provocar una discusión, procure que sea una conversación armoniosa. Tenga presente que es mejor que su hijo o hija tenga acceso a información y conozca sobre el tema de sexualidad de una forma natural que venga de sus padres. 

Cada día ofrece un sin fin de oportunidades para abordar el tema de la sexualidad de forma casual... Esta es la clave: sostener conversaciones casuales que, en muchos casos, pueden permitir que el tema salga.

Algunos ejemplos que pueden dar para iniciar la conversación:

  • Está viendo con su hijo o hija una película o un programa de televisión en el que se muestran o se insinúan relaciones de pareja.
  • Su hijo o hija le comenta sobre las parejas de novios de la clase.
  • Se encuentran en la calle con una muchacha embarazada.
  • Su hijo o hija le cuenta una experiencia que vivió o que un compañero o amigo experimentó.
  • Ven un anuncio en la calle que apela a la sexualidad.
  • Usted observa que su hijo/hija se fija en el sexo opuesto de una forma más interesada.
  • Por casualidad escucha una conversación entre su hijo o hija con un amigo sobre noviazgo o parejas.

Los expertos recomiendan que en estas charlas casuales en las que el tema surge, los padres traten de hablar con sus hijos/hijas sobre los cambios que están experimentando en su cuerpo, los conceptos básicos sobre sexualidad, el coito, los métodos anticonceptivos, el embarazo, lo que implica y su prevención; las relaciones de pareja y de amistad, las presiones de grupo.

Además, los expertos afirman que es muy importante pedirles a los muchachos su opinión sobre los diversos temas, esto es importante para ellos; así mismo, muchas veces lo jóvenes temen abordar el tema directamente y más bien recurren a “a un amigo o amiga le pasó esto”, entonces se le puede responder: “¿qué le dijiste?, ¿qué te parece? ¿qué piensas sobre eso? ¿qué sabes sobre eso?”. De esta forma, el mismo adolescente se responde y entiende la situación.

Preguntas frecuentes que hacen los jóvenes

¿Los condones son peligrosos de usar porque se rompen?

No. Los condones se rompen de vez en cuando, pero esto es poco probable, si se usa con cuidado y no se enganchen con las uñas o joyas.

¿Es cierto que usted no puede quedar embarazada la primera vez que lo hace?

Esto es un mito peligroso que ha sido responsable de una gran cantidad de embarazos no planificados. Usted puede quedar embarazada la primera vez que tiene relaciones sexuales.

Un amigo me dijo que no puedo quedar embarazada si tengo relaciones de pie. ¿Es cierto?

Se puede quedar embarazada en cualquier posición.

Mi novio dice que no necesitamos anticonceptivos, porque en el último minuto va a quitar su pene para eyacular fuera de la vagina. ¿Es una buena idea?

No, el coito interrumpido –como se le conoce– no es una buena manera de evitar el embarazo, esto porque los hombres pueden tener fugas de esperma antes de que eyaculen.

Se dice que las mujeres sólo pueden quedar embarazadas durante cierta parte del ciclo menstrual. ¿Mi pareja y yo podemos tener relaciones sexuales sin protección si evitamos estos tiempos "peligrosos" del mes?

Es cierto que las mujeres generalmente son más fértiles durante la parte media de su ciclo. Esto es por lo general aproximadamente 12 a 14 días después del inicio de un período. Las mujeres son generalmente menos fértiles justo antes de la menstruación, durante la menstruación y después de la menstruación. Pero aún así es posible quedar embarazada porque su ciclo menstrual puede cambiar.

¿Es cierto que las píldoras anticonceptivas son peligrosas para mujeres jóvenes?

No, al contrario, la píldora tiene riesgos en mujeres mayores. En el grupo de edad de 16 a 30 años, los riesgos de efectos secundarios graves de la píldora son muy pequeños, a menos que usted sea una fumadora o tenga otros factores de riesgo tales como antecedentes de trombosis (formación de coágulos), o antecedentes familiares de parientes que tenían ataques al corazón o derrames cerebrales a una edad temprana.

¿Los espermicidas son eficaces?

Las cremas espermicidas, espumas, óvulos y esponjas ya no se consideran lo suficientemente eficaces.

¿Cuál es el mejor método anticonceptivo?

Muy pocas parejas llegan a las clínicas haciendo esta pregunta, pero no hay un mejor método de planificación familiar. Lo que importa es lo que funciona para cada persona y sea recomendado por un médico especialista.

Mitos al hablar de sexo

Los adolescentes aprenden solos sobre sexualidad: Falso. Si bien es verdad que algunos de nosotros aprendimos solos, de fuentes poco confiables, también es cierto que, en la mayoría de los casos, lo aprendido fue poco e incorrecto. Lo que parece que no ha cambiado es que la información sobre sexualidad a la que tienen acceso los muchachos hoy en día viene, principalmente, de sus amigos, lo que para nada garantiza que sea correcta, veraz o adecuada; nos toca entonces, como padres, contrastarla y darles a nuestros hijos la información precisa, en el momento oportuno.

Hablarles a los jóvenes sobre educación sexual los incita tener relaciones : Falso. La educación sexual fomenta la responsabilidad y la adecuada toma de decisiones; además, puede evitar que los adolescentes vivan su sexualidad con angustia o condicionados por informaciones erróneas, o con la idea de que todo lo que está relacionado con el sexo es potencialmente peligroso, malo o dañino.

La educación sexual debe llevarse a cabo de manera adecuada a cada edad pero desde la infancia.

Los padres piensan que sus hijos son todavía unos niños: Depende. La educación sexual debe llevarse a cabo de manera adecuada a cada edad pero desde la infancia. Es un error muy común pensar que la educación sexual debe dirigirse solo a los adolescentes. En todo caso, lo que conviene conocer es que en cada momento del desarrollo los temas de interés serán diferentes: quizás en la infancia estarán más centrados en conocer cada parte de su cuerpo; en la pubertad, los cambios corporales y, en la adolescencia, una mayor variedad de aspectos, especialmente relacionados con las propias emociones y comportamientos.

Padres temerosos por no saber responder las preguntas de sus hijos adolescentes: Es una idea bastante común que la educación sexual consiste, simplemente, en contestar las preguntas de los adolescentes, lo cual obliga a los padres a asegurarse de tener un amplio y vasto conocimiento del tema. Sin embargo, en la realidad lo que quieren los adolescentes en relación con estos temas es poder hablar, conocer lo que piensan sus padres, cómo abordar determinados asuntos, que se les ayude a enfrentar las situaciones cotidianas y saber identificar límites sanos. Lo que más le interesa a la mayoría de los muchachos sobre la sexualidad está ligado a las emociones y los sentimientos, más allá de a la información específica.

La vergüenza: A veces es la vergüenza la que evita que padres e hijos hablen abiertamente sobre sexualidad. Muchas veces los padres evitan abordarlos porque temen que sus hijos les pregunten cosas muy personales que impliquen tocar su intimidad como esposos.

Padres temen que el adolescente piense diferente: Algunos padres temen que sus creencias y actitudes en relación con la sexualidad sean muy diferentes de las de sus hijos adolescentes, lo cual les inhibe a hablar de ello y a creer que sólo les conducirá a discusiones inútiles. Es evidente que hay muchos temas en los que padres e hijos pensarán diferente, pero eludir el tema significa que existe una incapacidad para dialogar aunque haya divergencias.

Día Mundial de la Prevención del Embarazo en Adolescentes

Desde el año 2007, organizaciones como Bayer, la Federación Internacional de Planificación Familiar Región del hemisferio occidental (IPPF/RHO) y el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM) unen esfuerzos para incentivar a las y los jóvenes de Latinoamérica a tomar acciones sobre la salud sexual y reproductiva de su generación.

El Día Mundial de Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes se conmemora cada año el 26 de septiembre y como campaña mundial anual se enfoca en la visión de un mundo donde los embarazos sean planificados y su propósito es mejorar el conocimiento sobre la anticoncepción para permitir que los jóvenes tomen decisiones informadas sobre su salud sexual y reproductiva.

De acuerdo con los propósitos de la campaña, mientras más jóvenes conozcan y entiendan las opciones anticonceptivas confiables y efectivas, mejores oportunidades tendrán de evitar un embarazo no planificado o una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).

Fuentes: Dr. Agnaldo Silva Filho, Dra. Rita Peralta y Dra. Angélica Vargas.