Mónica Morales.3 marzo

Un orgasmo mixto es cualquier combinación de dos o más orgasmos simultáneos. ¿Sabía que la mujer puede experimentar hasta cuatro tipos de orgasmos distintos? Todo depende del tipo y el lugar de la estimulación.

Entre estos cuatro, hay dos que se llevan todos los trofeos: el orgamo del clítoris y el vaginal. Y, la mezcla de ambos, genera uno de los mejores orgasmos que puede experimentar una mujer.

Conociendo su clítoris

Vamos por partes. Empecemos por el clítoris, ese maravilloso órgano colocado en el cuerpo femenino única y exclusivamente para dar placer.

El clítoris es bastante más grande y complejo de lo que muchas personas creen. Está formado por el glande (la porción externa del clítoris con la que la mayoría de la gente está familiarizada), el cuerpo y la continuación interna. La parte interna se extiende desde el cuerpo hacia la izquierda y la derecha y se envuelve alrededor de la abertura vaginal.

El clítoris mide aproximadamente 10 centímetros de largo y contiene más de 8.000 terminaciones nerviosas.

Su glande o parte externa es de las partes femeninas más estimuladas. Según el sitio web de la diseñadora de juguetes sexuales Lora Di Carlo, 93% de las personas disfruta de la estimulación del clítoris.

Este mismo sitio cita al Estudio de placer sexual femenino (realizado en junio de 2019), en el cual se encuestaron a más de 1.000 personas con vaginas sobre su forma preferida de estimulación. Estos son algunos de los resultados:

  • 61% prefiere la succión o el sexo oral
  • 58% prefiere pulsaciones o vibraciones
  • 54% prefiere un movimiento de caricia ascendente y descendente sobre la capucha del clítoris
  • 50% prefiere un movimiento de roce apretado circular u ovular

Sí, como habrá notado, la suma da más de 100 porque suele suceder que nos gustan diferentes tipos de estimulación a la vez.

En cuanto a la velocidad de estimulación, un 33% prefiere un aumento de una velocidad lenta a una rápida, 24% prefiere alternar las velocidades, 23% prefiere una velocidad media constante y un 20% carece de una única preferencia.

Si vemos estadísticas de la cantidad de presión, al 39% le gusta una mezcla de diferentes cantidades de presión, el 33% prefiere presión media y el 17%, una prefiere presión firme. El resto faltante aún no se ha decido.

Los porcentajes nos hablan de preferencias, pero en la intimidad todas somos distintas. El truco es experimentar con diferentes velocidades y presiones, y encontrar nuestra fórmula perfecta.

Conociendo el punto G

El canal vaginal tiene muy pocas terminaciones nerviosas y fue perfectamente diseñado así para que la mujer pueda parir un bebé por su canal vaginal sin ser sobreestimulada.

No obstante, durante las relaciones sexuales, las vastas terminaciones nerviosas del clítoris pueden estimularnos internamente a través de la pared vaginal.

Dentro, entre unos 3 y 6 centímetros de distancia de la vulva, se ubica el muy buscado punto G, un pequeño parche de tejido eréctil con nervios.

Este es el punto donde los bulbos del clítoris se conectan en la parte frontal de la pared vaginal. Puede ser complejo de encontrar, para buscarlo es necesario insertar los dedos aproximadamente de 1 a 2 pulgadas en la vagina con la palma hacia arriba; Incline los dedos hacia la parte frontal del cuerpo. Estás buscando un área con una textura diferente al resto de la vagina.

Según el Estudio de placer sexual femenino, un sorprendente 92% de las personas con vaginas prefieren la estimulación del punto G, por lo que es casi la mejor estimulación del clítoris.

Para estimular su punto G, comience acariciando suavemente la pared vaginal frontal mientras aplica presión. Puede sentirse un poco extraño o incómodo al principio, y puede sentir que necesita orinar.

A menudo puede tomar un poco de tiempo descubrir la cantidad más agradable de presión y movimiento. El orgasmo del punto G ocurre como resultado de la estimulación prolongada del área.

La combinación ganadora

Una vez que haya dominado su punto G y su clítoris, es hora de juntar todas las piezas.

Al estimular el punto G, preste atención a las sensaciones a medida que aumentan en intensidad. Antes de que su excitación alcance su punto máximo, agregue estimulación al glande del clítoris.

Si está usando un juguete o sus dedos, obtendrá resultados óptimos si su clítoris está mojado, así que tenga el lubricante a mano.

Aplique golpes consistentes y rítmicos a su punto G, mientras utiliza su técnica favorita en su clítoris. Cuando llegue el orgasmo mixto, será como haberse ganado “el gordo” de la lotería.

Los juguetes para adultos son un gran recurso al buscar –y encontrar– orgasmos mixtos.

¿Cómo se siente un orgasmo combinado?

Creemos que la mejor forma de responder a esta pregunta es experimentándolos, sin embargo, los reportes de amigas nos indican que es el orgasmo más intenso que se puede vivir.

Los orgasmos del clítoris tienden a estar bastante localizados en la región pélvica, mientras que los orgasmos del punto G se caracterizan por una sensación que llega hasta el abdomen. Ponga los dos juntos y podrá disfrutar al máximo.

Los beneficios del orgasmo

Desde aliviar los dolores de cabeza hasta ser un relajante natural, sin duda, los orgasmos hacen más por nosotras que solo dar placer.

La cantidad de hormonas se liberan durante el orgasmo generan beneficios a nuestro cuerpo, por ejemplo, la oxitocina reduce el estrés y es un desinflamante natural. Esta hormona nos ayuda a aliviar dolores corporales y disminuir el acné. ¿Fantástico, verdad?

Los orgasmos también son excelentes para mejorar el estado de ánimo y protegernos de la depresión, liberando la feliz hormona dopamina.

Por si fuera poco, la combinación de oxitocina y dopamina nos ayuda a dormir mejor.

Tipos de orgasmos femeninos
  • Orgasmo vaginal: el movimiento interno y la estimulación del pene o un vibrador con las paredes vaginales, congestionan de sangre la cavidad desencadenando placer.
  • Orgasmo del clítoris: el clítoris es un órgano femenino cuyo único objetivo es brindar placer, al estimularlo se obtienen orgasmoso poderosos. Puede estimularse con juguetes sexuales, sexo oral, masturbación o mediante algunas posturas sexuales.
  • Orgasmo G: es el orgasmo que se produce cuando se estimula el punto G, que existe en el interior de la vagina en un lugar extremadamente sensible a la presión. Se encuentra en la pared anterior de la vagina, detrás del hueso púbico, entre unos 3 y 6 centímetros de la abertura de la vulva. Hasta el 30% de las mujeres lo experimentan.
  • Orgasmo anal: por la cantidad de terminaciones nerviosas que hay en esta zona, puede ser un orgasmo sumamente placentero. Al practicar sexo anal se deben extremar las medidas de higiene y protección.

Fuentes: Sitio web loradicarlo.com y el Dr. Mauro Fernández, ginecólogo y sexólogo.