Por: Mónica Morales.  29 mayo

A veces sentimos que repetimos las mismas historias en el amor y caminamos de fracaso en fracaso esperando una respuesta acerca del porqué siempre nos sucede lo mismo.

¿Por qué todas sus relaciones acaban mal?, ¿por qué siempre termina sola y llorando?, ¿por qué todas sus parejas resultan ser iguales? Hay veces que no alcanzamos a ver lo obvio.

Más que mirar fuera, es necesario observarse desde adentro para aclarar las penas de amor y empezar a cambiar. Recuerde: usted no tiene la capacidad de cambiar a otras personas, pero sí a usted misma.

¿Se fija siempre en el mismo tipo de persona?

Échale un vistazo a quienes ha elegido como pareja y haga una sana comparación: ¿se parecían demasiado?, ¿actuaban de la misma manera?, ¿tenían defectos y virtudes similares?, ¿vivían un estilo de vida semejante? No se preguntes tanto por el aspecto físico, sino por lo emocional

Puede ser que elija el mismo error, con diferente rostro. A lo mejor, cambia de pareja, pero sigue aferrada a un grupo de características que le atraen, y eso es lo que la lleva al fracaso.

¿Qué tal si empieza a replantearse qué es lo que quiere en una pareja? Analice cuáles son los valores indispensables, cuáles cosas no desea repetir y cómo le gustaría que la traten.

No tenga miedo a enfrentarse a personalidades desconocidas, quizá se lleve una sorpresa positiva.

¿Repite el mismo comportamiento en sus relaciones?

Si nosotras aceptamos abusos, maltratos, infidelidades y si todo lo perdonamos y olvidamos, estaremos permitiendo que la pareja haga lo que desee sin ningún tipo de consecuencias.¡Debemos amarnos y valorarnos para exigir respeto!

“Si lo toleramos todo infinitas veces, tendremos que padecer todo infinitas veces también”, asegura la psicóloga Ana Yendry Morales.

Debemos aprender de las experiencias pasadas para romper los círculos de relaciones nocivas.

El amor es muy bonito, pero solamente si aprendemos a vivirlo de la manera correcta: con autoestima y consideración para una misma.

Fuente: LICDA. Ana Yendry Morales Blanco, psicóloga clínica (tel. 8872-0670)