Sofía Alvarado.31 enero

¡Qué orgullo! Una niña y un niño costarricenses se ubicaron entre los mejores del mundo, en la Competencia Mundial de Aritmética que se realizó el pasado mes de diciembre en Camboya.

Luciana Álvarez y Jonathan Chin se enfrentaron a más de 4 mil niños de 40 países, y fueron los únicos representantes de América Latina. Al campeonato también asistieron los nacionales Joanna Chin y Elisa Álvarez, quienes representaron al país en la categoría básico junior.

Los pequeños son capaces de resolver operaciones matemáticas en un promedio de tres segundos, esto gracias una nueva técnica que aprendieron hace tan solo cinco meses, en la empresa de UCMAS Costa Rica.

La técnica echa mano de un ábaco chino para resolver complejas operaciones matemáticas, pero el sistema hace que sea fácil y divertido para personas de todas las edades. El dominio de esta técnoca permite potenciar habilidades académicas y sociales de manera significativa. Por lo que es altamente reconocida en 80 países y avalada por la Universidad de Harvard.

‘’Sentía como cuando uno va en la montaña rusa, nerviosa, pero feliz ‘’, así describe Luciana Álvarez, su primera vez en avión. Esa misma ‘’montaña rusa‘’ llevó a la niña de 11 años hasta Camboya, por ahora, el evento más emocionante de su vida.

Según Ignacio Brenes, Presidente de UCMAS Costa Rica, ‘’los niños participaron tanto en la prueba visual como auditiva, ambas haciendo uso del ábaco tradicional chino para desarrollar cálculos aritméticos‘’.

‘’El método me ha ayudado a creer más en mí y ahora me va mejor en la escuela, mis compañeros lo notan. De hecho en la competencia controlé muy bien los nervios y hasta hice nuevos amigos de otros países’’, comentó Luciana.