Mónica Morales.15 enero

Cuando se estudia o se trabaja, se pasa mucho tiempo frente a la computadora y adoptamos malas posturas. También lo hacemos de manera inconsciente cuando conversamos con alguien o en actividades diarias, por eso, hay que tratar de moverse cada cierto tiempo, estirar las extremidades y evitar a toda costa el sedentarismo.

Si tiene alguna molestia o simplemente quiere evitar que aparezcan, estos estiramientos le serán muy útiles.

1. El abrazo: El primer paso es ponerse de pie, sucesivamente cruce los brazos sobre el pecho, como si intentara tocar el hombro opuesto con su mano. De esta manera se estirarán los brazos y se relajarán los hombros.

2. Levante los hombros: Simplemente mueva sus hombros hacia arriba y abajo en repetidas ocasiones. Esto ayudará a liberar tensiones de los hombros, cervicales y columna.

3. Rodilla al pecho: Levante una de las rodillas y llévela hacia el pecho con la ayuda de las manos. Lo ideal es hacerlo recostada sobre el piso, pero si le da mucha vergüenza acostarse en el piso de la oficina, hágalo de pie (eso sí, sosténgase de una mesa o silla para evitar que pierda el equilibrio y caiga).

4. Punta y talón: Póngase de pie, apóyese sobre las puntas, luego sobre el talón y alterne varias veces para estirar las piernas de forma rápida y simple.

5. Dedos estirados: Primero cierre las manos, como en puño, luego ábralas estirando los dedos lo más que pueda durante al menos 5 segundos y repita varias veces.

6. Levante los brazos: Alce sus brazos sobre la cabeza, estirándolos todo lo posible, y luego entrelace los dedos de ambas manos. Como si su objetivo fuera tocar el cielo, estire nuevamente los brazos, con las manos entrelazadas para relajar los brazos y hombros.

7. Mire hacia los costados: Con una postura firme, gire su cabeza hacia la derecha y a la izquierda lentamente y sin forzar el cuello, hasta donde sienta una leve tensión, de esta manera relajará el cuello.