Mónica Morales.Hace 5 días

Si su autoestima y actitud hacia el ejercicio y salud varía dependiendo de la época del año, no estás sola. Hasta los entusiastas dedicados al ejercicio pueden luchar para mantener una composición corporal y un nivel de ejercicio saludable.

“Cambios en el clima y un aumento de compromisos familiares y de trabajo usualmente son la causa principal para que las personas se desvíen de un estilo de vida activo y saludable”, afirma Samantha Clayton, vicepresidenta global de desempeño deportivo y fitness en Herbalife Nutrition.

¿Qué hacer?: Evitar el efecto dominó. Como sabemos, la nutrición y el ejercicio van mano a mano. Uno de estos componentes afecta al otro, y es un acto de equilibrio que cada persona tiene que aprender a dominar. Desviarnos de un plan de nutrición puede disminuir la motivación para hacer ejercicio.

Una vez que nos saltamos alguna de nuestras actividades regulares, empieza el efecto dominó. Luego, nos dará pereza continuar la rutina de ejercicio y alimentación saludable, y terminaremos consumiendo más azúcares para compensar la falta de energía. Todos sabemos que comer más y ejercitar menos puede alterar la composición corporal, y hacernos ganar de peso rápidamente. Es un círculo vicioso que es difícil de corregir.

Estos son algunos consejos que puede usar para ayudarse a mantener su mejor forma todo el año:

1. Planifique

El día a día puede ser algo caótico, entonces planifique levantarte temprano y hacer su rutina de ejercicio. Así podrá olvidarse de eso el resto del día. Existen más probabilidades de que durante el resto del día surjan compromisos que interfieran con su plan de hacer ejercicios, entonces evite esto levantándose temprano durante la semana. Solamente le toma unos días al cuerpo para ajustarse a un nuevo horario.

2. Corríjase inmediatamente

Evite el efecto dominó tomando decisiones saludables diariamente y manteniéndose activa, sin importar su agitada agenda. Cuando la vida se interpone en su rutina de salud, asegúrese de volver al camino correcto al siguiente día, para que un día de ocio no se convierta en un mes de vagancia.

3. Manténgase activa

Cuando nuestros cuerpos están en actividad, nos sentimos bien e inclinados a escoger opciones de nutrición más saludables. Si está batallando para ser consistente con su plan de alimentación saludable, incluya algunas rutinas de ejercicio extras para ayudarse a empezar una dieta.

4. Hágalo divertido

Motívese con su música favorita, aprenda nuevas disciplinas, agregue ejercicios retadores o nuevos accesorios como mancuernas o ligas de resistencia. Si el clima está frío, puede hacer ejercicios al aire libre, solo asegúrese de vestir ropa apropiada.

5. Mantenga el compromiso

Una vez que hace una pauta del ejercicio, suele ser más difícil comenzar de nuevo. Por eso, comprométase a estar activa todo el año. Use un calendario diario para que puedas maximizar su tiempo libre, y asegurarse de dedicar un mínimo de 30 minutos al día a su rutina de ejercicio. Tomar un día de descanso es importante. Pero si sabe que un día de descanso puede llevarle a tomar decisiones poco saludables, asegúrese que su día de descanso sea activo tomando una caminata o haciendo ejercicios ligeros.

Fuente: Samantha Clayton, vicepresidenta global de desempeño deportivo y fitness en Herbalife Nutrition