Andrea González Mesén.29 enero

Aquella frase de que la mujer es el sexo débil hasta dan ganas de vomitar. Sin embargo, hay que ser objetivos con el asunto de la fuerza. Genéticamente el hombre tiene más condiciones que las mujeres.

Esta situación no es una limitante para lograr defenderse de un momento de agresión o vulnerabilidad, no depende de la fuerza o de qué tan grande seamos en comparación con nuestro contrincante, la clave está en la técnica.

Juliana Alfaro, profesora de Jiu jitsu brasileño y defensa personal, aseguró que las herramientas de defensa del Jiu jitsu permiten sentirnos más seguras en una situación de peligro, además de empoderarnos para actuar.

“Es falso que sea solo para las chicas con carácter fuerte o más masculinas las que pueden defenderse, por el contrario; es perfecto para las mujeres femeninas, que se pueden sentir frágiles o vulnerables. La clave de esta disciplina está en superar a una persona más pesada o más fuerte a través del recurso de técnicas de llaves”, comentó.

FitKinetics.San Rafael de Escazú. Juliana Alfaro quien es profesora de JiuJitsu y defensa personal desde hace 7 años junto a Alci Cleiton quien es entrenador de Jiujitsu. Técnicas de JiuJitsu, para la defensa personal en las mujeres. Fotos de Diana Méndez
FitKinetics.San Rafael de Escazú. Juliana Alfaro quien es profesora de JiuJitsu y defensa personal desde hace 7 años junto a Alci Cleiton quien es entrenador de Jiujitsu. Técnicas de JiuJitsu, para la defensa personal en las mujeres. Fotos de Diana Méndez

El Jiu jitsu brasileño es un arte marcial creada como sistema de defensa personal que emplea palancas, llaves e inmovilizaciones, que permiten el control del adversario independientemente del tamaño o de peso.

No hay golpes y se desarrolla una lucha en el piso. Debido a su eficiencia y utilidad se ha convertido en un deporte de importante crecimiento.

Una persona que entrena este deporte practica un ejercicio aeróbico, buscado para reducir de peso, y entrena aspectos anaerobios gracias al desarrollo de la fuerza, control del cuerpo, y mejoramiento de la condición física.

Alci Cleiton, entrenador de Jiu jitsu y cinta negra, explicó que al utilizar más las técnicas que la fuerza este arte marcial se convierte en herramienta de defensa especialmente en mujeres, ya que las coloca en igualdad de condiciones.

“Es fundamental que las mujeres tengan las herramientas para aprender a defenderse y tener la confianza para poder actuar. Es mejor saber algo y no necesitarlo, que necesitarlo y no saberlo”, comentó Cleiton.

Para realizar este arte marcial se requiere de audacia, agilidad, y precisión de cada movimiento, condiciones precisas en la figura femenina. Según la filosofía del Jiu jitsu este arte busca que los pequeños se impongan ante los más fuertes.

El Jiu jitsu se adapta a cualquier persona, según edad y condiciones. Se recomienda practicarlo de dos a tres veces por semana para poder tener continuidad, ya que se trata de una disciplina de técnica.

Una clase dura poco más de una hora, e inicia con el calentamiento con ejercicios específicos usando su propio peso, cardio, movilidad, fluidez, respiración y coordinación.

Luego está la parte técnica, donde se aprende o se perfecciona alguna palanca, llave o inmovilización. Para finalizar está la lucha, donde se pone en práctica lo aprendido.

Los derribos, luxaciones articulares, estrangulaciones y sumisiones pueden convertirse en armas indiscutibles de defensa.

Alvarado explicó que las clases de defensa personal son una introducción para este arte marcial.

No se preocupe por su vestimenta, las primeras sesiones puede probar con ropa deportiva convencional. Sin embargo, conforme se eleva el nivel de dificultad va a requerir de un quimono.

En los próximos días Fit Kinetics, ubicado en Escazú, iniciará las clases de introductorias a este arte marcial brasileño. Mientras que en Alliance Costa Rica, en Tibás, imparten clases de defensa personal.

Fotos de Diana Méndez
Fotos de Diana Méndez