Cecilia López.Hace 6 días

Entrenar en la mañana, tarde o noche tiene diferentes beneficios, lo importante es escoger la hora que mejor se acomoda a nuestro día y a nuestros niveles de energía y motivación para poder disfrutar de la actividad física y tener mejores resultados.

Algunos recomiendan que la mejor hora para hacer ejercicio es en la mañana, ya que el metabolismo del cuerpo obtiene un empujón para todo el resto del día. Otros indican que en la tarde porque es el momento del día en el que nos encontramos más despiertos y que es recomendable que evitemos la noche, ya que puede producir insomnio.

La realidad es que cada cuerpo es diferente y por ende responderá de manera diferente al ejercicio. Además, no siempre se tiene tiempo para ir a ciertas horas, lo importante es mantenerse activo y sacar unos minutos del día para realizar ejercicio.

Ejercicio en la mañana

Se mejora el humor durante el día, ya que se liberan endorfinas o mejor conocidas como hormonas de la felicidad, que nos ayudan a estar alegres, calmar dolores, frenar la ansiedad y reducir el estrés.

Luego de varias horas de descanso, al despertamos tenemos la energía intacta, por lo que estamos más dispuestos a realizar ejercicio.

Existe una idea generalizada que al ejercitarse en la mañana, se acelera el metabolismo durante el día y podemos perder más peso. También, el ejercicio por la mañana potencia la actividad mental que hasta puede perdurar por 10 horas.

Ejercicio en la tarde

Algunas investigaciones indican que nuestro cuerpo suele estar más preparado para hacer ejercicio entre las 4 y 5 p.m., ya que nuestra temperatura corporal se encuentra más elevada que en la mañana.

En este horario podemos llegar a tener un 5% más de fuerza y un 4% más de resistencia. Esto no quiere decir que hacer ejercicio por la mañana no tenga sus ventajas. Hacer deporte apenas nos despertamos nos mantendrá llenos de energía todo el día, lo importante es acomodarnos de acuerdo a nuestras tareas diarias.

Entrenar en la tarde es una forma de relajación después de la jornada laboral, el ejercicio puede ayudar a liberar la ansiedad y la frustración.

Ejercicio en la noche

Cuando hacemos ejercicio en la noche, la temperatura de nuestro cuerpo está totalmente encendida por todo el movimiento durante el día, lo que ayuda a que iniciar a hacer ejercicio se más sencillo.

Un beneficio particular de entrenar en este momento del día, es que para esas horas nuestro metabolismo ya comienza a descender y cuando iniciamos con la actividad física lo volvemos a impulsar a seguir quemando calorías y grasa.

En conclusión, el mejor momento para hacer ejercicio es siempre que se pueda, ya sea en la mañana, tarde o noche. No olvidemos que el deporte es bienestar y nos ayuda a gozar de una mejor calidad de vida.