Brenda Alfaro.1 marzo

Comenzar a asistir al gimnasio es todo un tema, tomando en cuenta que lo lleva posponiendo cada primero de enero, y luego cada lunes del año.

Tomar la determinación de comenzar estilo de vida saludable requiere muchísima disciplina, hay quienes piensan que lo ideal es esforzarse por 30 días sin parar para crear un hábito, mientras otros consideran que las ganas de mantenerse en forma deben motivarse todos los días.

Si ya decidió pagar su primera mensualidad en el gimnasio y esta vez (en serio esta vez) conseguir el cuerpo que por tantos años ha anhelado, con tenis en manos y lista para comenzar una nueva rutina, busque motivarse viéndose bien cada que vez que decida ejercitarse. La ropa puede ser de mucha ayuda. Lo mejor es tener claras cuáles son las prendas necesarias para ejercitarnos y no terminar comprando mil cosas que luego van a terminar arrinconadas en el clóset.

La primera prenda imprescindible es una licra o pantalón cómodo, tanto para el verano como para el invierno. "Las últimas tendencias incluyen desde joggers, prendas con efecto cuero, leggins, estampados, apliques en rayas que dan simetría a la figura, lycras con transparencias y aberturas, telas texturizadas con efectos brillantes, entre otros. Incluso, para quienes no se sienten cómodas con pantalón, pueden optar por un short largo, que ahora está muy en tendencia”, afirmó Juan Camilo Gutiérrez, vocero de la marca deportiva Babalú.

El experto comenta que es imprescindible al momento de comprar una licra considerar que la pretina sea ancha y alta para mayor soporte, revisar que tenga elástico interno, corte láser para mayor comodidad y buscar una tela fresca, flexible y de calidad, como supplex, poliámida o poliéster.

La siguiente prenda clave es un top. "Para este, debemos valorar entre las opciones, aquellas que tengan buen soporte adelante y atrás, elástico interno para mayor soporte y mejor ajuste, así como tops que se adapten a la contextura y tipo de busto de cada quién. El top siempre se usará, independientemente del deporte que hagamos, por lo que se aconseja tener varios y siempre probárselo para comprobar que permite el movimiento con comodidad y seguridad”, agregó.

La tercera prenda son las medias de compresión, combinadas con calcetas transpirables. “Previenen inflamaciones, aumentan el rendimiento deportivo hasta en un 13%, su tejido es confortable al tacto y transpirable; absorben el impacto de la tibia y ayudan a una pronta recuperación después del esfuerzo, pues envían sangre oxigenada al corazón y la depositan de regreso a los pies”, explicó el director.

Los abrigos son tan imprescindibles como andar siempre una botella de agua, “Lo ideal es seleccionar una chaqueta con cierre invisible y corte láser que permita la transpiración. Incluso podemos escoger opciones con estampados, contrastes de materiales y bolsillos, que agreguen además un toque chic al outfit deportivo. La sudadera siempre será lo más grande y visual de nuestro look, entonces debemos tener al menos una en el guardarropa”, señaló.

Con estos puntos claros, es mucho más probable que deje de acumular prendas deportivas innecesarias, realmente aproveche las prendas que adquiera y además deje de lado las ideas de que ir al gimnasio es un castigo y comience a considerarle incluso, emocionante.