Mónica Morales.14 marzo

Desde el año pasado Nany Sevilla nos había adelantado que se traía un proyecto entre manos. Finalmente, el pasado diciembre se inauguró el centro de entrenamiento Orangetheory Fitness, donde ella es entrenadora.

Queríamos saber de qué se trata, así que fuimos a una de sus clases. Por supuesto que iba pálida, nerviosa y con la presión baja. ¡Iba a entrenar con Nany Sevilla!, no hay que perder de vista que ella es una gurú del fitness, y yo... bueno, lo mío es escribir.

El estudio se encuentra en Plaza Itskatzú. Es fácil ubicarlo por su rótulo naranja y dentro, una iluminación cálida que nos va adelantando que no es un gimnasio común más. Es algo distinto.

Al llegar me pidieron mis datos: nombre, edad y peso; y me dieron un monitor cardiaco, efectivamente tenía la presión baja del susto. Inmediatamente Nany salió a explicarme los detalles básico para hacer la clases y calmarme: “cada quien va a su propio ritmo”. Esa es una de las ventajas de entrenamiento.

Es una clase grupal de máximo 25 personas y el objetivo es, en una hora, cumplir los tres pilares del fitness: fuerza, resistencia y potencia. La idea es que la persona tenga un entrenamiento completo donde no necesita hacer nada más que su Orangetheory.

Sesión de ejercicios en Orange Theory Fitness, dirigida por Nanny Sevilla (en la foto). Foto Jeffrey Zamora
Sesión de ejercicios en Orange Theory Fitness, dirigida por Nanny Sevilla (en la foto). Foto Jeffrey Zamora

Todas las clases son diferentes. En esta ocasión nos enfocamos en la resistencia (¡y sí que resistí!), en otras ocasiones los ejercicios trabajan los otros pilares. Por ser una franquicia estadounidense, las rutinas diarias son enviadas desde Estados Unidos, hay más de 7500 rutinas. Nunca se repite una.

La teoría naranja se baja en estar en la zona de quema de grasa durante 12 o más minutos, dentro de una hora.

Se le llaman “splat points” a los minutos entre la zona naranja (zona de quema de grasa) y la zona roja. La primera se logra a partir de las 84% de las pulsaciones para arriba y la siguiente inicia cuando el corazón trabajo al 91% de su capacidad. El coach va diciendo que hacer para subir o bajar el ritmo cardiaco.

El monitor cardiaco y las pantallas le van guiando en su progreso, yo logré como 24 minutos en la zona naranja (de quema de grasa). En otras palabras, salí motivada, mi mente quiere creer que ya no me queda excedente de grasa en el cuerpo.

Foto Jeffrey Zamora
Foto Jeffrey Zamora

La persona llega a cambiar los colores de su monitor según la exigencia que se esté dando. Se utilizan las bandas, los remos y una estación de ejercicios funcionales para cada persona. Buena noticia: acá no sucede lo que tanto odiamos de los gimnasios convencionales, acá no hay que compartir máquinas.

Se busca que la persona pase por las tres áreas que completan un entrenamiento funcional. El objetivo es tener más salud, más vida y más movilidad.

La hora se pasa muy rápido, la música, el emoción del grupo, las porras y el tratamiento personalizado hacen que parezca fácil (solo que parezca).

Sesión de ejercicios en OrangeTheory Fitness, dirigida por Nanny Sevilla. Foto Jeffrey Zamora
Sesión de ejercicios en OrangeTheory Fitness, dirigida por Nanny Sevilla. Foto Jeffrey Zamora
Ciencia y tecnología

Tener la información segundo a segundo de cómo está su corazón es vital para que Orangetheory aplique todos los conocimientos que ha brindado la ciencia. Esto permite que las calorías quemadas en una clase sean de 500 para arriba y que se produzca el efecto de quemar grasa después del entrenamiento (efecto EPOC).

La tecnología la aportan los monitores cardiacos, a través del sistema moderno donde le da estadísticas inmediatas a cada persona al terminar la clase, ya sea en los monitores del centro de entrenamiento o a través de una aplicación. Con esta app puede comprar el resultado semanalmente, mensualmente y anualmente, e irse retando a sí mismo.

Este entrenamiento es apto para todas las edades y todo tipo de personas pues cada quien va a su ritmo. El corazón suyo es diferente al mío, mi zona naranja es diferente a su zona naranja.

OrangeTheory Fitness. Foto Jeffrey Zamora
OrangeTheory Fitness. Foto Jeffrey Zamora

En el área de entrenamientos funcionales hay pantallas que muestran los ejercicios que se deben realizar y en su orden respectivo. Solo así logré no estar perdida.

Además, lo de “naranja” tiene su razón de ser: el tono anaranjado da calidez, comodidad y brinda energía. El color perfecto para motivarse a retar el cuerpo.

Efecto EPOC

Los estudios dice que cuando una persona se somete a un entrenamiento hit (de alta intensidad), se requiere una alta capacidad de oxígeno para lograr los objetivos. Esta es la clave para que se produzca el efecto “EPOC” (exceso de consumo de oxígeno después del ejercicio, por sus siglas en inglés)

Para lograr que el cuerpo siga quemando grasa después del entrenamiento, en Orangetheory se trabaja con tres áreas: en base, push y all out.

Base es la zona de confortable del entrenamiento; push, la zona incómoda; y all out es el esfuerzo máximo, el “dele con todo”, donde se reta al músculo del corazón.

Esto obliga al cuerpo a dar más, tanto que quedamos con una deuda de oxígeno, esa deuda o ese efecto post (conocido como after burn) significa que el cuerpo va a estar 36 horas para recuperarse otra vez a su estado normal y eso significa que el metabolismo va a estar acelerado, provocando una mayor quema de calorías sin estar haciendo nada, solamente por el efecto de volver a acomodarse.

OrangeTheory Fitness, dirigida por Nanny Sevilla. Foto Jeffrey Zamora
OrangeTheory Fitness, dirigida por Nanny Sevilla. Foto Jeffrey Zamora

Además, ayuda mucho a levantar el metabolismo porque actualmente hay muchos metabolismos perezosos.

Logré terminar la clase, salí viva, con la presión estable, ni pálida ni nada, no necesité los confites que anda en el carro por caso de emergencia, ni tuvieron que llamar a emergencias médicas. Y, aunque en la noche fue una pesadilla subir las gradas de la casa, sin duda, la clase fue una inyección de energía.

¿Qué si lo recomiendo? Por supuesto, ¿a quién no le gusta la idea de quemar grasa incluso horas después de haber terminado el ejercicio? Esto es lo mío.

Fuentes: Nany Sevilla, coach de Orangetheory y Carlos López, gerente general de Orangetheory en Costa Rica.

Orangetheory Fitness