Mónica Morales.5 mayo

Los gatos son seres especiales. Tienen un comportamiento muy diferente al del resto de las mascotas: son muy independientes, pero sin dejar de ser extremadamente cariñosos con su persona favorita.

Además, su ronroneo es relajante y acariciar su pelaje baja la presión arterial. Sí, ¡hasta medicinales son los condenados gatitos!

Como todos los animales domésticos, los gatos requieren cuidados, cariño e incluso un rubro dentro del presupuesto familiar.

Acá le contamos todo sobre estos animales y, si está pensando en adquirir uno, la motivamos a adoptar en vez de comprar.

¿Cuánto espacio necesitan?

Los gatos son mascotas muy adaptables, así que pueden vivir en espacios grandes o pequeños.

Lo importante es lograr mantenerlos dentro de la casa para evitar accidentes, envenenamientos, enfermedades y hasta peleas y heridas.

Puede adquirir muebles especiales para que se suban y jueguen, y colocar rascadores en diferentes sitios del hogar. Así gastan las uñas y no dañan sus muebles.

Artículos indispensables para un gato:
  • Litera y arena: este es el espacio para que el gato haga sus necesidades.
  • Comedero: adquiera tazas independientes para el alimento y agua, y manténgalas aseadas.
  • Cama: es importante que el animal tenga su espacio para dormir. Algunos gatos no la usan al principio, así que hay que irles enseñando poco a poco.
  • Juguetes: seleccione juguetes diseñados para gatos y asegúrese de que los materiales no significarán una amenaza para el animal.
  • Transportadora: este es un artículo prioritario, sobre todo para las visitas al veterinario. Con esto evita que su gato se escape o le ocasione lesiones al sentirse nervioso.
¿Se puede tener un gato junto con otras mascotas?

El gato es un animal territorial y solitario en sus acciones, pero la socialización con otros animales es algo que se le puede enseñar desde las primeras semanas de vida. De ser necesario, consulte con su veterinario de confianza para que le apoye con las recomendaciones adecuadas.

Las razas más comunes

En el país se suelen encontrar himalayas, persas, angoras, siameses y gatos sin raza definida (SRD).

Hay razas tanto de pelo corto como largo y en variedad de colores. Antes de adquirir a su gatito, es importante que investigue sobre las características y necesidades de los de su tipo.

Cuidados del pelaje

Hay que informarse bien sobre las características del pelaje del gato para así escoger el cepillo adecuado, ya que, según el caso, algunos pueden dañar el pelo o quebrarlo.

No importa si el gato es de pelo corto o largo; se le debe cepillar a diario para extraer el pelaje muerto y evitar que este caiga en los diferentes sitios de la casa.

También existe una amplia variedad de champús, gotas para el pelo, keratina, etc. Se pueden usar, pero no sin antes consultar al veterinario. Ya que los gatos se lamen el pelo, hay que evitar cualquier producto que sea irritante para la mucosa oral, cause salivación excesiva o, en el peor de los casos, lo intoxique.

Alimentación ideal

Todo depende de la etapa de vida del animal y de su estado de salud. Hoy día hay muchas marcas comerciales disponibles en el mercado; sin embargo, si no es la ideal para su mascota, puede generarle problemas de salud. Lo recomendable es que un profesional valore cada caso y la aconseje al respecto.

Vacunas y controles médicos
Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Cuando se adquiere un gato es importante que un especialista le recomiende un plan de vacunas: no es lo mismo si se trata de un cachorro o, en contraste, de un animal adulto.

En términos generales, las vacunas tienen como objetivo proteger al animal contra enfermedades como calicivirus, panleucopenia felina, rinotraqueítis infecciosa felino, leucemia felina y rabia. Es importante iniciar el programa de vacunación a partir de los dos meses de edad.

Además, los gatos se deben deparasitar a partir del mes de edad y con la frecuencia que el veterinario recomiende; de esta forma logrará mantenerlos libres de parásitos externos e internos.

Entretenimiento felino

Hay montones de juguetes diseñados para estos animales, desde aquellos que tienen plumas hasta los que funcionan con luces en movimiento. Lo ideal es elegir productos que no tengan hilos o tela que puedan comerse, pues esto de seguro les ocasionará un problema de salud.

A pesar de que hay juguetes sofisticados y costosos, como los playgrounds para gatos, debemos ser sinceras: si hay algo que les encanta a los gatos, son las cajas de cartón vacías para esconderse.

La elección dependerá de cuál es el mejor entretenimiento para la etapa de vida del gatito. Los animales adultos prefieren pasar más tiempo con su persona favorita y jugar un poco menos.

¿Afuera o adentro?

Adentro, definitivamente. Los gatos no deben salir de la casa. De lo contrario, pueden llegar a sufrir accidentes o enfermedades, perderse e incluso ser envenenados.

Señales de temperamento
Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

El gato es una mascota muy particular: solitaria en sus hábitos pero sociable a la vez.

Cuando el gato está feliz y cómodo, mantiene una postura con la cabeza y la cola erguidas. Los ruidos que emite son agudos, a diferencia del maullido fuerte, y el ronroneo nos puede indicar que el gato se siente cómodo.

Asimismo, la expresión de los ojos nos da pistas sobre el estado de ánimo de nuestra mascota.

Por lo general, cuando el gato está enojado es porque está ante una situación que le genera miedo y de la cual siente que no puede escapar; en estos casos, el animal suele atacar.

Un gato molesto muestra las siguientes señales:

  • Arquea el lomo
  • Se eriza
  • Maulla en un tono más fuerte y grave
  • Bufa
  • Mueve la cola rápidamente
  • Tiene las pupilas dilatadas
  • Dirige los bigotes hacia adelante
  • Mantiene las orejas bajas, hacia atrás
  • Abre el hocico y enseña los dientes
¿Es posible que los gatos nos contagien una enfermedad?

Cualquier mascota puede transmitirnos enfermedades y parásitos externos e internos. Por eso se debe tener el cuidado siempre de mantenerlos bajo un buen control médico.

En el caso de los gatos, es indispensable manejar con mucho aseo su arenero a diario, así como los ambientes donde pasan el día. Recordemos que son excelentes cazadores y, por las condiciones en las que viven sus presas, fácilmente se exponen a factores externos fuera de nuestro control. Lo mejor es mantenerlos bajo revisión veterinaria e ir un paso adelante.

¿Hembra o macho?

Cuando los gatos son muy pequeños se requiere tener experiencia para poder reconocer el sexo; sin embargo, cuando tienen más de 3 meses es más fácil. Se puede tomar como parámetro la distancia entre los genitales y el ano: en el caso de los machos, el pene se encuentra más cerca del ano, mientras que en las hembras la distancia entre la vulva y el ano es mayor.

¿Cuánto dura el embarazo en una gata?

El tiempo de gestación es de 62 días. Una gata adulta puede parir hasta 3 veces al año. La castración es indispensable para evitar la sobrepoblación de gatos callejeros.

Castrar, ¿sí o no?

La castración es recomendable y debe ser una prioridad cuando se adquiere un gato, a menos que se utilice como reproductor.

Un gato que no está castrado buscará cómo salirse de la casa o será visitado por otros gatos que pueden infectarlo de enfermedades como leucemia o sida felino.

La castración es un procedimiento quirúrgico muy seguro y en cuestión de 8 días el gatito o la gatita volverá a tener una vida normal.

¿Es cierto que las gatas engordan tras la castración?

Es posible que suceda, pero se puede evitar con una alimentación adecuada y ejercicio. Puede conseguirle juegos interactivos o jugar con ella durante 10 minutos diarios: 5 minutos en la mañana y 5 minutos por la noche.

El gane de peso se debe a que, al eliminar la fuente primaria de producción de estrógenos –los ovarios–, se generan cantidades de testosterona para compensar la falta de hormonas, lo cual cambia un poco la apariencia física de la gatita, incluyendo su peso. Su comportamiento también se puede ver modificado: es posible que sea más casera, al no tener ningún deseo sexual.

Las siete vidas del gato

La esperanza de vida de un gato es variable y dependerá de las enfermedades que se presenten durante su vida. No obstante, se habla de un promedio de 15 años, aunque hay casos reportados de gatos que han llegado a vivir hasta 25 años.

Fuentes: Marianella Sojo León, Clinica Veterinaria Dra. Marianela Sojo (Tel.: 2275 5895 / 88106680); Cristian Naranjo González, Veterinaria los Naranjos (Tel.: 22504692 / 40801639).