Mónica Morales.3 marzo

Hay tres variables por las cuales adquirimos una mascota: por nuestra personalidad, por nuestro estilo de vida o porque la mascota nos eligió a nosotras.

Lo ideal es que si vivimos en un apartamento seleccionemos una especie y raza que se adecúe al espacio pequeño; si viajamos mucho, animales menos dependientes; si tenemos hijos, mascotas sociales y nobles.

Según el experto en animales Taylor Truitt, veterinario estadounidense, el tipo de mascota que elegimos suele encajar con nuestro estilo de vida. Sin embargo, diversas investigaciones apuntan a que la preferencia por los perros, los gatos, o algunas otras especies de animales domésticos puede reflejar diferencias de personalidad humanas.

De ahí que suelan preguntarnos si preferimos los perros o los gatos, y que dividamos a la población mundial entre amantes de unos u otros. Claro está que no todo es blanco y negro, y que hay dueños que aman a todas las especies (o a ningunas); pero a grandes rasgos acá le contamos cuál es el animal ideal según su personalidad.

Amorosa y amante de la fidelidad

Si usted es una persona honesta, confiable y una gran amiga, probablemente deba tener un perro. Los perros son fieles a sus amos, son cariñosos, juguetones y sobretodo, demuestran su amor hacia su dueño.

Quienes escogen a un perro como mascota suelen ser amantes de dar y recibir cariño, dedicar tiempo a las relaciones de amistad y disfrutan de la compañía.

El perro es perfecto para quienes les gusta que alguien les esté esperando en la casa con total felicidad, así nos hayamos ido por solo cinco minutos. Esta es la mascota para los que quieren sentir que su mascota los necesita del mismo modo que ellos necesitan a su mascota.

¿Ansiedad e independencia?

Los dueños de gatos tienden a ser aventureros, mucho más creativos pero también más neuróticos, más ansiosos, independientes y cautelosos, según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Carrol en Winsconsin (EE.UU.). Y otra faceta: los amantes de estos pequeños felinos son más introvertidos e inconformistas y tienen un mayor nivel de inteligencia que los dueños de perros.

Ama la calma y la perfección

Ni perros ni gatos, lo suyo son los peces. Estas mascotas generan tranquilidad, pero debe saber que no son tan fáciles de mantener como se cree: ellos necesitan tiempo y cuidados específicos para que sean peces felices.

Son la mascota ideal para las personas con cierta independencia a los que les gusta alcanzar la perfección aprendiendo día a día para lograr el acuario perfecto.

¿Disfruta del ejercicio?

Los perros de razas atléticas (por ejemplo: labrador, pastor alemán, border collie, weimaraner, galgo, dálmatas y por supuesto, los zaguanes) son su mejor compañía.

De hecho, los dueños de perros tienden a ser personas más saludables, con una mejor gestión del estrés y menos propensos a ser diagnosticados con depresión. Además, investigaciones han revelado que los dueños de perros se definen a sí mismos como más extrovertidos y sociables.

El alma libre

El dueño de un gato busca la picardía, la inteligencia y la independencia de este felino. Sabe que el gato puede vivir sin él, y sin embargo disfruta de la sensación de saber que es con él con quien elige estar.

Le alegran los detalles

Hay personas que practican la gratitud y se alegran hasta con las más pequeñas cosas, para ellos la mascota perfecta son las aves.

El pájaro es la mascota que canta cuanto menos se lo espera, que nos recuerda lo maravilloso que es ver un día empezar o un atardecer, es al mismo tiempo una mascota que no requiere de muchos cuidados y que otorga grandes recompensas.

Prevenida pero fiel

Si lo suyo es estar en el hogar y le encantan los lugares pacíficos y confortables; es una persona observadora, buscas el detalle de las cosas y no anhela ser el centro de atención: se sentirá identificada con los gatos.

Estos animales tienden a tener una personalidad difícil y cuesta que agarren cariño, sin embargo, cuando lo hacen, son muy fieles.

Personalidad introvertida

Según un estudio de la Universidad de Oregon (EE.UU.) los dueños de peces son menos pesimistas y menos cínicos, pero suelen ser personas introvertidas. Por otra parte, muestran poco interés por lo material o por los lujos y tienen un espíritu más libre.

Personalidad extrovertida

Tiene dos opciones: tener un perro (y verá que al sacarlo al parque hará nuevas amistades en cuestión de segundos) o tener un canario.

Los que cuentan con aves como mascotas son propensos a ser socialmente mucho más extrovertidos y expresivos que el resto de los dueños de mascotas (sí, incluso los que tienen perros), según un cuestionario llevado a cabo por la empresa consultora estadounidese Harris Interactive. Además, un estudio publicado en la revista Psychological Reports descubrió que los propietarios de aves hembras mostraban un carácter dominante.

Trabajadora incansable

Seguramente se identificará con los roedores, que son seres muy activos (sobre todo por las noches). Este tipo de mascota es ideal para quienes tienen una personalidad es directa y sincera.

Los dueños de hamsters suelen ser fieles solo a aquellas personas que han demostrado estar en las buenas y en las malas.

En Costa Rica, la Ley de Conservación de Vida Silvestre N.7317 prohíbe la tenencia de animales silvestres. Los animales silvestres que los costarricenses suelen tienen en cautiverio de manera ilegal son generalmente aves como: loras, pericos, setilleros, gallitos, jilgueros; reptiles como: serpientes, iguanas, tortugas; artrópodos como arañas, mariposas y mamíferos como venados, tepezcuintes y ardillas.