Andrea González Mesén.27 mayo

Nadie está exento de un accidente, eso incluye a nuestra mascota. Los experto en veterinaria afirman que una atención básica inmediata puede hacer la diferencia en la recuperación de la crisis y más aún cuando los dueños están capacitados para atender al animal.

Silvia González, médico veterinario de Pets Más, afirma que la atención temprana mejora el éxito del paciente, reduce posibles daños internos y aumenta la probablidad de mejora. Pero aclara que no es solo tener a mano los elementos, es tener el conocimiento para utilizarlos.

“De nada me sirve tener un montón de elementos si no sé cuando usarlos. Sobre todo en veterinaria. No es recomendable tener productos para disminuir un dolor. Nada oral y nada inyectado. El enfoque de la atención debe ser para estabilizar”, adelanta González.

Las emergencias más comunes en casa son las intoxicaciones. En estos casos asegura que no es recomendable darles leche o gotitas de jugo de limón, aunque la mayoría de las personas cree que esto funciona.

La médico señala que lo ideal es utilizar carbón activado, en pastilla o en polvo disuelto en agua. El carbón ayuda a la mascota a reducir la absorción del veneno. Se recomienda usarlo de forma inmediata, ya que no se trata de un antídoto. Aunque la mascota salga de la crisis, debe acudir a una clínica veterinaria para descartar lesiones internas.

Ah y evite errores comunes como intentar dar líquido a una mascota inconsciente, puede que ayude en el momento contra el veneno, pero podría generar que el líquido se vaya por las vías respiratorias.

“El propietario es el que conoce a la mascota y debería ser capaz de reconocer cuando tiene un comportamiento extraño. Sin embargo, hay que estar atentos a detalles como un rascado distinto, zonas de la piel enrojecidas y tener cuidado con las almohadillas. Si hay un lamido excesivo aveces significa que le duele y busca aliviarse”, afirma Cristina Naranjo, médica de la veterinaria Los Naranjo.

La otra causa importante de emergencias son las heridas. En caso de rasparse con una rama de forma superficial o una cortadura profunda debe ser atendido cuanto antes. Recuerde que al igual que los seres humanos, las heridas no se curan solas, necesitan atención para evitar infecciones que compliquen aún más la situación.

En estos casos debe limpiar el área con una solución antiséptica, preferiblemente, o lavar con agua y jabón. Luego debe colocar gasas estériles y afianzar con gasa en rollo. Sobre esta coloque una banda elástica para evitar que se caiga. En caso de hemorragia se aplican dos capas de gasa, se hace el vendaje un poco más tallado, sin que se convierta en torniquete.

Si bien un choque de calor es ya una situación más extrema, también forma parte de la lista de emergencias comunes.

González explicó que no solo se dan cuando se llevan de paseo a la playa. Se pueden presentar cuando las mascotas están en espacios reducidos y expuestos al sol, como el kenel en el cajón del carro o en dentro del auto en un parqueo. Un síntoma de deshidratación es verle la boca o la nariz muy seca.

Para ayudarle puede darle agua fresca o suero en caso de deshidratación, e intentar temperar su cuerpo con compresas frescas, colóquelas en los sitos donde hay más circulación como el cuello.

Ante una emergencia lo primero es revisar el estado, si está respirando, si tiene hemorragia, está consciente o no. Aplique los consejos anteriores y acuda de inmediato a un médico.

Lo que debe tener su botiquín:

  • Solución antiséptica, para el lavado de heridas a base de clorhexidina.
  • Gasas estériles, gasa en rollo y algodón.
  • Benda elástica.
  • Crema con antibiótico, la más común es la neomisina.
  • Protectores de la mucosa gástrica, en caso de que vómito.
  • Anti-diarrreico.
  • Suero (puede ser de los que venden en farmacias).
  • Compresa para caliente y frío.

Fuentes: Cristian Naranjo, Veterinaria Los Naranjo (tel.: 2250-4692 y 4089-1639) y Silvia González, veterinaria PETS+ (tel: 4081-6111 y 8324 8621).