Mónica Morales.27 febrero

El corre corre diario pueden causar algunos desajustes en los hábitos y horarios de alimentación; sin embargo, debemos ser conscientes de que una dieta desordenada reduce nuestra capacidad de aprendizaje, así como nuestra productividad.

Estudios científicos han demostrado que una mala nutrición afecta la función cognitiva del ser humano y también su crecimiento en las etapas de infancia y adolescencia. Durante estos períodos, el rol de los padres o supervisores es fundamental para asegurar que la salud y rendimiento académico de los más pequeños no corre riesgo, ya que los alimentos aportan los nutrientes necesarios para el crecimiento físico e intelectual.

Melania Cevo, especialista en nutrición, explica que “la buena alimentación no solo debe entenderse como una necesidad inmediata y condicionante fundamental del correcto aprendizaje, sino también con criterio prospectivo. No cabe duda de que poblaciones bien nutridas generarán descendencias bien nutridas y, por lo tanto, más aptas para, entre otras cosas, aprender. La consecuencia final será una sociedad sana, culta y pensante”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que para asegurar un aprovechamiento en el desarrollo académico o laboral y gozar de buena salud, es necesario recibir un mínimo de requerimientos nutricionales diarios que le permitan a la persona funcionar de manera estable.

A continuación le compartimos 10 ideas de meriendas útiles, nutritivas y ricas, propuestas por la Dra. Cevo, para mejorar su rendimiento.

1. Frutas y galletas
  • 1 taza de ensalada de frutas
  • galletas de corazones de hojaldre (Cookie Light)
2. Sándwich de queso
  • 2 rebanadas de pan cuadrado integral
  • 1 tajada mediana de queso blanco
  • 1 cucharada de salsa de tomate
  • ½ taza de lechuga
  • 2 rodajas de tomate
3. Yogur y frutas
  • 1 yogur líquido
  • 1 paquete de galletas María
  • 1 banano criollo (pequeñito) o ½ banano grande
4. Tortillitas y frutas
  • 4 minitortillas o 2 tortillas pequeñas
  • ½ taza de frijoles molidos
  • 1 taza de ensalada de frutas
5. Sándwich de queso y pavo
  • 2 rebanadas de pan cuadrado integral
  • 1 tajada de pechuga de pavo
  • ¼ de taza de hongos
6. Ensaladas, semillas y granola
  • 1 taza de ensalada de frutas
  • 20 unidades de maní
  • ¼ de taza de granola (4 cucharadas)
7. Prensada de jamón y queso
  • 2 tortillas pequeñas
  • 1 tajada de queso amarillo
  • 1 tajada mediana de jamón de pavo
8. Galletas y frutas
  • 4 galletas de almendra y choco almendra (Cookie Light)
  • 1 taza de papaya picada
9. Sándwich de mano de piedra
  • 10 centímetros de pan baguette
  • Una tajada mediana de mano de piedra
  • 1 cucharadita de mayonesa liviana
  • 2 rodajas de tomate
  • ½ taza de lechuga
10. Yogur y frutas
  • 1 yogur de frutas
  • 1 paquete de galletas María
  • 1 naranja mediana

Si quisiera acompañar estas meriendas con alguna bebida, la ideal sería agua, aunque también puede optar por una taza de refresco natural de frutas sin azúcar o con sustituto, preferiblemente natural.