María Paula Álvarez.6 febrero

El buen crecimiento y el desarrollo físico y mental de los niños está directamente ligado a su alimentación. Las meriendas son un tiempo de comida fundamental para optimizar su desempeño y asegurarse una adecuada nutrición durante el periodo lectivo.

Expertos en nutrición, cardiología y otras ramas de la medicina recomiendan que las meriendas se alisten en casa e incluyan alimentos esenciales como el atún -que aporta proteína-, las frutas por su aporte de vitaminas y minerales; así como lácteos que contribuyen con calcio.

Embed from Getty Images

En el caso del atún, la dietista y nutricionista Arantza Ruiz menciona en su blog que este alimento tiene altos niveles de omega 3, lo que ayuda a mantener un buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Además de esto, le contamos otros beneficios que el atún le da a los chicos:

Ayuda al crecimiento: para los pequeños, es vital el consumo de atún, ya que aporta el calcio necesario para mantener los huesos en crecimiento, y vitamina D para absorber este nutriente.

Fortalece la memoria: según estudio de las universidades de Utrecht y Maastricht en Holanda, está científicamente comprobado que el atún mejora las funciones cerebrales, la memoria, velocidad psicomotora y flexibilidad cognitiva.

Control del peso: por sus altos niveles de omega 3 y omega 6, el atún contribuye a mantener un peso adecuado. Es ideal para una dieta balanceada por su baja cantidad de calorías.

Reduce riesgos cardiovasculares: la Asociación Americana del Corazón recomienda consumir pescado al menos dos veces por semana, incluyendo el atún como parte de una dieta balanceada. Los nutricionistas atribuyen a su consumo a la reducción de triglicéridos, ataques al corazón, los ritmos anormales y control de la presión arterial.

Fuentes: Calvo Costa Rica, Arantza Ruiz - Nutricionista