Cecilia López.24 octubre, 2018

Como cualquier maquinaria, nuestro cuerpo necesita mucha energía para funcionar. Cuando ingerimos alimentos, y tras un proceso fisiológico, no solo recibimos la energía que necesitamos diariamente para realizar nuestras actividades de ellos, sino que los nutrientes nos permiten construir y reparar nuestro cuerpo, y regular nuestro metabolismo.

En definitiva, la alimentación es lo que nos mantiene vivos y por esto es importante, no solo alimentarnos, sino hacerlo bien, es decir, tener una buena nutrición, entendida esta como el consumo de la cantidad y calidad adecuada de los alimentos en la dieta diaria, que nos permiten mantener un bienestar físico y mental.

“Hay muchas personas que hacen dietas locas, comen proteínas en exceso, no cenan o dejan de comer harinas del todo y piensan que están ayudando a su organismo: a desintoxicarse, a perder peso rápidamente o creen que eliminando ciertos alimentos contribuyen a tener una nutrición saludable y esto es lo más alejado de la realidad”, explica la Dra. Ana Cristina Gutiérrez, asesora nutricional de Herbalife Nutrition.

Las proteínas, el azúcar, la fibra, las vitaminas y hasta las grasas son necesarias para que nuestro organismo funcione correctamente y no se debe tener temor de consumirlas, lo importante es vigilar y regular el consumo que se haga de ellas y combinarlo de ser posible con el ejercicio.

Al respecto, la Dra. Gutiérrez enumera 5 consejos imprescindibles si se quiere tener una buena nutrición:

1. Incluya frutas y verduras en su dieta diaria.

2. Evite excederse en la ingesta de alimentos que son fuente de azúcar y de grasa.

3. Hidrátese adecuadamente cada día.

4. Realice ejercicio de 30-60 minutos por día y combine el ejercicio aeróbico y anaeróbico.

5. Planee semanalmente las comidas que va a ingerir, de esta forma siempre tendrá disponibles los alimentos saludables y evitará comer aquellos menos recomendables, pero muchas veces, más fáciles y rápidos de preparar.

De igual forma, si desea mejorar su alimentación, pero desconoce las cantidades, los tipos o las calidades de los alimentos que debe consumir, lo mejor es recurrir a un nutricionista que le asesore en el adecuado régimen alimenticio a seguir de acuerdo a sus características y estilo de vida.