Mónica Morales.2 junio

Para poder sobrellevar la situación que vivimos, se requiere ofrecer soluciones a los consumidores para que tengan acceso constante a bebidas y alimentos seguros para su consumo diario. Las tecnologías de procesamiento, envasado y envases garantizan la seguridad, preservación y calidad de los alimentos que en estos momentos se requieren.

Tome en cuenta los siguientes consejos:

1. Confiabilidad en las marcas y las compañías: Estas responderán a la alta demanda de abastecimiento de productos tomando todas las medidas y protocolos de seguridad en las plantas, evitando riesgos de contagio, avalando la cadena de abastecimiento de materia prima, la operación industrial y utilizando envases que protejan los contenidos.

2. Inocuidad alimentaria: Los consumidores, así como los distribuidores, vendedores minoristas y legisladores, esperan acertadamente que los alimentos sean seguros. Para las marcas, esto significa tener un control total de la producción, desde la etapa de suministro de materia prima hasta la exhibición de los productos en las estanterías de las tiendas minoristas.

3. Disponibilidad de alimentos: La manera más eficaz de abordar el desafío mundial relacionado con la inocuidad alimentaria y la nutrición es establecer cadenas de valor alimentarias sostenibles, es decir que resulte rentable en todas sus etapas (sostenibilidad económica), que proporcione beneficios para la sociedad (sostenibilidad social) y que tenga repercusión positiva o neutra en el entorno natural (sostenibilidad ambiental).

4. Calidad de los alimentos: El consumidor espera que los alimentos conserven el sabor, el color, la textura y el valor nutricional. Buscar alimentos naturales, libres de preservantes y conservantes, garantizan una mejor nutrición y eliminan los químicos de los alimentos, manteniendo la alta calidad.

5. Protección del envase: Los envases son clave para mantener los alimentos seguros y protegidos. La tecnología del envasado permite que los alimentos y bebidas se puedan distribuir y almacenar sin refrigeración ni conservantes durante muchos meses.