María Paula Álvarez.6 abril

Nuestro cuerpo está conformado por 60% de agua. Lo recomendado por expertos es tomar de 2 a 3 litros de este líquido por día, es decir, alrededor de 8 vasos. Sin embargo, aunque esa tarea se nos complica, especialmente si usted, como yo, no es fanática del agua pero sabe que tiene que tomarla por su bien. Por eso, le compartimos algunos tips para hacer más fácil el consumo de este líquido vital:

Agréguele sabor

Para cambiarle un poquito el sabor a nada, puede agregar pedazos de frutas o hierbas. Personalmente me gusta el limón, las fresas, la sandía, la menta y la hierbabuena; pero no tenga miedo de probar diferentes combinaciones.

Tome agua cada vez que se levanta de su escritorio

Empiece un hábito de conectar el agua con algunas de sus actividades diarias. Por ejemplo, cada vez que se levante de su escritorio procure llenar un vaso o taza para tomar mientras trabaja.

Utilice una aplicación para controlar cuánta agua ha consumido

Aplicaciones como Daily Water Free o Carbodroid, la ayudarán a controlar cuántos vasos toma al día. De esta manera se mantiene motivada y recibe notificaciones, por aquello de que se le olvide.

Utilice una botella de un litro

De esta forma, solo tendrá que llenarla dos veces para obtener la cantidad de agua recomendada por día.

Si del todo no puede, intente con con agua gasificada

Esta bebida trae lo mismos beneficios que un vaso de agua normal. Puede agregarle unas gotitas de limón o naranja y será una experiencia diferente para su paladar.

Consuma alimentos ricos en agua

Otra manera de aumentar sus niveles de agua es comiéndola. ¿Cómo así? Pues con frutas y vegetales como pepino, zucchini, sandía y toronja.