Por: Andrea González Mesén.  13 marzo

La felicidad empieza por uno mismo y eso incluye nuestro estado físico. Practicar ejercicio y tener una alimentación saludable son claves para vernos y sentirnos bien.

1. Consuma suficiente fibra: La fibra es la parte estructural de una planta, por lo que se encuentra en alimentos como frutas, verduras, frijoles y granos enteros.

Los adultos deben comer alrededor de 30 gramos de fibra al día, pero la ingesta promedio es únicamente de un tercio de esa cantidad. Los estilos de vida ocupados contribuyen al problema.

Intente consumir una fruta o verdura con cada tiempo de comida. Una buena idea es mezclar algunos frijoles en una sopa o ensalada, y elegir granos enteros sobre panes, cereales, arroz y pastas blancas o refinadas.

2. Las bacterias buenas son necesarias: El sistema digestivo es el hogar de miles de cepas de bacterias que ayudan a descomponer los alimentos que son resistentes a la digestión normal. Esto permite obtener más nutrientes de los alimentos y ayudan a combatir el crecimiento de otras bacterias potencialmente dañinas, promoviendo así la digestión saludable.

Las bacterias probióticas encontradas en el yogur y otros alimentos fermentados pueden promover la salud digestiva. Otros productos que aportan estos microorganismos son los productos de soya fermentados (miso, tempeh, kefir), así como los alimentos conservados en vinagre como el pepinillo, chucrut y kimchi.

La marca realizará clases de yoga, pilates, ejercicios funcionales y cocina; también talleres de maquillaje y asesoría en imagen. Revlon para LN
La marca realizará clases de yoga, pilates, ejercicios funcionales y cocina; también talleres de maquillaje y asesoría en imagen. Revlon para LN

3. Suficiente líquido: El líquido ayuda a las fibras de los alimentos a “hincharse” y da más volumen al material que pasa a través del tracto digestivo inferior. Las frutas que contienen mucha agua y las hortalizas ayudan a sentirse satisfecho, y a alcanzar las necesidades de líquidos. Claro nada sustituye el agua.

4. Ejercicio: Es un gran reductor de estrés y ayuda en gran mediada a quienes padecen de problemas digestivos al estar bajo presión.

5. Cumpla con los tiempo de comida: Cuando pasa mucho tiempo sin comer es probable que suceda un par de cosas: comerá rápidamente porque tiene hambre o comerá demasiado porque está "muerto" de hambre. En cualquier caso es probable que sufra de indigestión. Su sistema digestivo será mucho más feliz si come comidas regulares y realiza meriendas saludables durante todo el día.

6. Cambios pequeños: Si necesita aumentar la fibra para llegar a los 25 – 30 gramos procure que sea paulatino para evitar un rechazo del sistema digestivo. Lo mismo pasa con aquellos alimentos que le pueden generar gases como los frijoles o el brócoli, intente incorporarlos en pequeñas porciones, no los elimine son ricos en vitaminas y fibras.

7. Una cucharada a la vez: Cuando come muy rápido es más probable que coma en exceso, ya que al estómago le toman unos 20 minutos decirle al cerebro que está lleno.

Fuente: Susan Bowerman, experta en nutrición de Herbalife.