Ana Laura González.21 octubre, 2015
Arándanos
Arándanos

Le llaman la súper fruta, y es que a pesar de ser pequeña y no muy conocida en nuestro país, contiene muchos nutrientes que ayudan a prevenir enfermedades y a gozar de buena salud.

Los arándanos son fuente de antioxidantes, bajos en grasa y sodio, libres de colesterol, ricos en fibra, altos en vitamina C y fuente de potasio, ideales para las personas que padecen presión arterial o colesterol alto.

Esta fruta tiene gran capacidad de proteger contra la oxidación celular y previene de enfermedades como el cáncer, alzheimer, parkinson y problemas del corazón.

Comer arándanos ayuda a alcanzar y mantener una buena salud cardiovascular, ya que contiene componentes que reducen el colesterol LDL en sangre (colesterol malo) y debido a su aporte de resveratrol, inhibe la agregación plaquetaria y actividad antiinflamatoria evitando el desarrollo de enfermedades relacionadas con el corazón.

Arándanos deshidratados
Arándanos deshidratados

Los arándanos son eficientes para el tratamiento de enfermedades del tracto urinario (uretra, vejiga, riñones y próstata). Los arándanos tienen un pH ácido, que acidifica la orina, propiciando un ambiente óptimo para que no crezcan bacterias e impiden la adherencia de estas en las paredes del tracto urinario.

Forma de consumirlos

Se pueden conseguir arándanos frescos azules y rojos. Los congelados aprovechan toda la fibra que tienen por naturaleza y al consumirlos se obtiene una sensación de más llenura, situación que no se presenta cuando se comen deshidratados.

Los arándanos son frutas importadas, por lo que en ocasiones son de difícil disponibilidad. Pero puede encontrarlos deshidratados, en este caso es importante asegurarse de que no contengan azúcar adicionada a la hora de elegirlos.

También existe la opción de tomar jugo arándanos, pero este posee una cantidad de azúcar extra al de la fruta. Además hay arándano en polvo. Los arándanos en esta presentación son una de las mejores versiones, garantizan un beneficio nutricional y medicinal.

1445452835

Precauciones

Si la persona consume la cantidad adecuada no existen contraindicaciones. No obstante es considere que la fruta tiene componentes similares a algunos de la aspirina, por lo que las personas alérgicas a la aspirina deben tener precaución.

Tienen propiedades anticoagulantes, por esta razón no se recomienda a pacientes que se encuentren consumiendo fármacos con dicho efecto, comer la fruta puede potenciar la acción del medicamento.

Fuente: Maricel Cruz, Consultas Nutrición Costa Rica.